miércoles, 22 septiembre 2021 17:32

Desarticulada una red que explotaba sexualmente en España a mujeres sudamericanas

La Guardia Civil ha desarticulado una organización que llegó a explotar sexualmente a más de 30 víctimas de origen sudamericano a las que engañaban aprovechando la situación de necesidad y vulnerabilidad que tenían en sus países de origen.

En el marco de la operación CHACAO, la Guardia Civil ha liberado a cinco mujeres de nacionalidad sudamericana que estaban siendo explotadas sexualmente y ha detenido a diez personas, cinco hombres y cinco mujeres (cuatro de nacionalidad dominicana, tres venezolanas, dos españolas y una colombiana) en las provincias de A Coruña, Toledo y Alicante, según informa una nota de prensa de la Guardia Civil.

La investigación se inició a finales de 2019 sobre una organización criminal dedicada a la captación de mujeres en países de Sudamérica, en mayor medida Venezuela y Colombia, utilizando para ello la fórmula del engaño y abuso de la situación de necesidad y vulnerabilidad en la que se encontraban en sus países de origen.

Para poder eludir los controles fronterizos, las víctimas, recorrían largos itinerarios en diferentes medios de transporte (aviones, autobuses, etc), por terceros países, hasta la llegada a su destino final en España donde eran explotadas sexualmente en distintas provincias españolas: A Coruña, Alicante, Toledo y Álava.

Tras su llegada a España, a las víctimas se les retiraba la documentación y las encerraban en habitaciones bajo llave, siendo obligadas a consumir sustancias estupefacientes para crearles una mayor dependencia hacia los clientes y aumentar la supuesta deuda.

La Guardia Civil ha realizado cinco registros domiciliarios en viviendas relacionadas con la estructura criminal, interviniéndose gran cantidad de documentación y efectos de interés entre los que se encuentra una importante cantidad de sustancias estupefacientes.

A la organización delictiva se le imputa los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y delito contra la salud pública.

En la fase de explotación de la operación los investigadores han contado con el apoyo de personal de las Comandancias de la Guardia Civil de A Coruña, Toledo y Alicante, así como de la Unidad Técnica de Policía Judicial de la Guardia Civil.