miércoles, 22 septiembre 2021 19:05

Frío o calor: qué debes aplicar si te has dado un golpe

Todos sabemos que aplicar frío o calor en una zona dolorida o donde nos hemos dado un golpe, puede aliviar las molestias. De hecho es uno de los remedios caseros (y recomendados por los médicos) para calmar dolores musculares o de las articulaciones. Sin embargo, llegado el momento muchas veces dudamos y no sabemos qué hacer, ¿frío o calor? ¿Cuál aplicar? Generalmente algunas lesiones mejoran con el frío, otras con calor y hay casos en la que ambos remedios pueden ser beneficiosos. Para tenerlo todo un poco más claro es importante saber cuáles son los efectos de uno y otro y de qué manera aplicarlo.

¿CÓMO ACTÚA EL CALOR?

El calor contribuye a calmar el dolor y los espasmos musculares, por lo tanto está indicado para aliviar dolor de articulaciones no provocado por golpes. También relaja la musculatura contraída, y ayuda al drenaje en procesos de infección y abscesos. Y es uno de los remedios más utilizados para aliviar los cólicos menstruales.

calor-dolor