domingo, 19 septiembre 2021 21:44

Vox endurece su discurso contra Gibraltar a cuenta de la orden contra Ortega Smith

En su tour por Andalucía, la diputada de Vox Macarena Olona no ha perdido la oportunidad de hacer suyos viejos clichés. Primero, ha protagonizado uno de los eventos más curiosos del último mes cuando ha interrumpido un mitin para pedir que le dejaran «una bandera» para enfrentarse a un grupo de antifascistas que se estaban manifestando frente a los militantes del partido de extrema derecha y luego no ha perdido la ocasión de bajar algo más al sur para reclamar que Gibraltar sea español. Quizás ha tenido algo que ver que la colonia inglesa haya emitido una orden de busca y captura contra el concejal madrileño Javier Ortega Smith (en la que se podría enfrentar a diez años de prisión) por haber robado una piedra de un arrecife artificial que, según Ortega Smith, impedía pescar a los barcos españoles.

Macarena Olona se ha referido a esos «piratas» que roban la soberanía española. En realidad, y dando una patada a los libros de historia o con una doble vara de medir que no equipara el peñón con Ceuta o Melilla, Olona se refiere a que es una vergüenza que el Gibraltar siga siendo de soberanía inglesa cuando se encuentra en la península ibérica. Sin entrar en cuestiones históricas, lo que aseguran las fuentes de Vox es que la decisión del gobierno gibraltareño respecto a Ortega Smith ha sido vista por el partido como una provocación que no están dispuestos a dejar pasar. La imagen de Olona, bandera de España ondeando, frente al peñón hablando de piratas ha pasado a la posteridad. Tanto casi como el bloque de piedra que Smith sacó del agua.

«Poco se habla de que el gobierno de Gibraltar tiene una orden de detención vigente contra Ortega-Smith y que este robo del fondo marino un bloque de hormigón del arrecife artificial de Gibraltar, lo llevó a Madrid y desde entonces, se expone como “trofeo de guerra” en su sede», recordaban en las redes sociales junto a una imagen del bloque. «Macarena Olona dice alto y claro frente al Peñón de Gibraltar que hay que plantar cara a los piratas que lo ocupan para recuperar su soberanía», han contestado desde Vox.

El primer ministro de Gibraltar, Fabián Picardo, está ya un poco harto de la reseña de «Gibraltar español». Al menos es lo que mostró en un acto en el que entraron unos militantes de Vox con el famoso grito para intentar reventar el discurso de Picardo. El tema de Ortega Smith es simplemente una cuestión judicial que los ingleses entienden que tienen que llevar adelante. Sin embargo, esta cuestión judicial ha servido a Vox para hacer leña del árbol caído y calentar a los suyos con discursos en los que se reclama (por enésima vez consecutiva) que el peñón pase a soberanía española.

El propio Ortega Smith no ha perdido la ocasión para colgarse como una medalla esta orden de busca y captura. Que «el enemigo» te reconozca y te quiera enfrentar a diez años de prisión es motivo de orgullo para el concejal de Madrid, que se ha mofado de la orden en las redes sociales. Pero mientras Ortega presume con sus amigos, Olona ha ido más lejos y ha exigido directamente que se cierren por completo las fronteras entre España y el peñón, algo que perjudicaría notablemente al comercio de la región. «No solo sacaríamos los bloques, sacaríamos también a los piratas del Peñón de Gibraltar y todos sus negocios de blanqueo de capitales y narcotráfico», ha destacado Ortega Smith en referencia a las palabras de su compañera de partido.

Vox siempre ha reclamado la soberanía de este histórico punto inglés. No es nada nuevo. Pero la decisión de la justicia gibraltareña ha sido recibido como un chute de gasolina que ha reanimado la reivindicación. Tener a Olona por Andalucía ha sido, de hecho, todo un éxito porque ha aprovechado el viaje para marchar sobre el peñón y volver a provocar a Picardo por la soberanía. Básicamente Olona quiere un enfrentamiento directo contra el Reino Unido por la soberanía de peñón. Y más tras el Brexit.