miércoles, 22 septiembre 2021 19:20

¿Por qué Sánchez no ha sacado ni un euro de su viaje a EE. UU.? Su programa electoral tiene la respuesta

Tras el comentado y brevísimo encuentro de Pedro Sánchez con Joe Biden en la cumbre de la OTAN, el presidente partía hace unas semanas en una gira por los Estados Unidos con el propósito de vender la imagen de nuestro país y atraer inversores, en un contexto de recuperación económica tras la crisis del coronavirus. El viaje al país de Biden duró del 20 al 24 de julio y le llevó de costa a costa, desde Nueva York hasta Los Ángeles, pasando por San Francisco. Un viaje con objetivos puramente económicos que le ha servido para darse a conocer en entre el público norteamericano.

La presencia de Sánchez en los medios del país suscitó muchos comentarios, principalmente sobre su físico. Además de destacar su diplomacia, su elocuencia y su dominio del inglés, ha recibido un montón de halagos por su atractivo, y algunas personas han llegado a compararlo con Superman. “En general, la política y la buena apariencia son mutuamente excluyentes. Claramente, este tipo es una excepción», señalaba una usuaria en Twitter. «El presidente de España es muy guapo» o «El primer ministro español es sexy”, decían oros comentarios. No hubo quien aseguró que a partir de ahora se tomarían más en serio la política española. “No sabía que Clark Kent/Superman era el presidente de España” o “España es un país que definitivamente quiero visitar”, decían algunos tuits.

Pero además de impresionar a los norteamericanos con su físico, Pedro Sánchez se ocupó de completar una agenda apartadísima que incluía reuniones con algunas de las productoras cinematográficas más impotentes de los estudios Universal de Hollywood, para proponer España como hub audiovisual. También mantuvo encuentros con el presidente de Blackrock, Larry Fink, el presidente de Apple Tim Cook, y el multimillonario Michael Bloomberg. El presidente mantuvo contactos también con potentes empresas del sector tecnológico como PayPal, Zoom, YouTube, HP, Qualcomm o Intel, así como algunos representantes de fondos financieros de San Francisco, Los Ángeles y Nueva York.

Pedro Sanchez no fue solo a este viaje con objetivos financieros. Le acompañaron cinco emprendedores españoles: Andrea Barber, de Rated Power, Laura Urquizu, de Red Points, Javier de la Torre, de Carto, Enric Asunción, de Wallbox y Alberto Gómez, de Adara Ventures.

LA REFORMA FISCAL PROPUESTA POR PODEMOS

Un completísimo viaje, que según algunos jamás dará frutos, a causa del gobierno de coalición. Como ya había propuesto en el pasado, concretamente en 2016, Podemos ha vuelto a insistir en incluir una ambiciosa reforma fiscal para los próximos Presupuestos Generales del Estado, que implicaría un tipo impositivo del 15% para las grandes empresas. Una propuesta que podría resultar disuasoria para los posibles inversores internacionales contactados por el presidente.

Solo tres días después del viaje su Pedro Sánchez, el Departamento de Estado de Estados Unidos recomendaba no viajar a España, que recientemente se ha situado en el nivel cuatro de riesgo por la pandemia provocada por el coronavirus. El nivel cuatro es el más alto según el rango elaborado por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), que se encargan del control y la prevención de enfermedades infecciosas en EEUU. La advertencia se suma a las emitidas por Francia, Alemania y Reino Unido, lo que supone una nueva amenaza para el turismo en España, y por lo tanto para la economía de un país en el que el turismo representa el 12% de PIB.