jueves, 21 octubre 2021 20:20

4 estrenos del Festival de Mérida de 2020 se representarán en el enclave romano de Cáparra

La extensión del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida en el yacimiento romano de Cáparra alcanza este año su quinta edición con un cartel que incluye cuatro obras que fueron estrenadas en la pasada edición del certamen, y que se representarán del 12 al 15 de agosto próximos.

En concreto, el espectáculo elegido para subir el telón, el jueves 12 de agosto, será ‘Antígona’, coproducción del Festival de Mérida con la compañía extremeña El Desván y el Teatro Español. Esta pieza, escrita y dirigida por el mexicano David Gaitán, está interpretada por Irene Arcos, Fernando Cayo, Clara Sanchís, Isabel Moreno, Elías González y Domingo Cruz.

Le seguirá el viernes ‘Cayo César’, de Agustín Muñoz Sanz. Una coproducción extremeña de la compañía Atakama Creatividad Cultural con el Festival de Mérida, dirigida por Jesús Manchón y protagonizada por Juan Carlos Tirado, Miguel Ángel Latorre, Javier Herrera, Fernando Ramos, Beatriz Solís, Rocío Montero, Manuel Menárguez y Raquel Bejarano.

Con las entradas prácticamente agotadas, el 14 de agosto llegará el turno de la comedia con ‘Anfitrión’, de Molière, en versión y dirección de Juan Carlos Rubio, con Pepón Nieto, Toni Acosta, Fele Martínez, José Troncoso, Daniel Muriel y María Ordóñez. Se trata de una producción del Festival de Mérida y Mixtolobo.

Cerrará el ciclo ‘La comedia de la cestita’, de Plauto, dirigida por Pepe Quero y protagonizada por Mariola Fuentes, Alex O’Dogherty, María Esteve, Jimmy Barnatán, Itziar Castro, Falín Galán, Rosa Merás y Juanfra Juárez.

En la presentación de las actuaciones han estado el director del certamen, Jesús Cimarro, acompañado por el director general de Turismo, Francisco Martín, el diputado de Cultura de la Diputación de Cáceres, Fernando Grande Cano; la presidenta del CEDER Cáparra, Julia Gutiérrez; la actriz Beatriz Solís, que forma parte del elenco de ‘Cayo César’; Josu Eguzkiza, director artístico de ‘La comedia cestita’ y Domingo Cruz, productor y actor de ‘Antígona’.

«El Festival de Mérida extiende la cultura y el teatro más allá de la ciudad de Mérida, lo que tiene una incidencia directa en el turismo de la zona», ha afirmado el director del Festival, Jesús Cimarro.

TURISMO Y CULTURA COMO DINAMIZADORES

En esta misma línea, Francisco Martín ha destacado que la extensión del certamen emeritense en la provincia cacereña está «plenamente consolidada» al alcanzar esta quinta edición.

«Hace cinco años dimos un salto importante para hacer más grande el Festival» ha manifestado, al mismo tiempo que ha calificado de «imbatible» la mezcla de patrimonio y cultura para la dinamización turística de un entorno. Con iniciativas así, ha sostenido, «se da esperanza a los territorios».

También se ha expresado en términos similares Fernando Grande, diputado de Cultura de la Diputación de Cáceres, quien ha incidido en la «satisfacción» que supone para la institución provincial que el Festival de Mérida llegue de nuevo a la provincia de Cáceres por lo que supone de «llevar cultura de calidad al mundo rural» y «poner en valor este yacimiento arqueológico de la provincia».

Por su parte, Julia Gutiérrez, presidenta del CEDER Cáparra, ha asegurado que «la llegada del Festival a Cáparra es el evento cultural del año», motivo por el cual, junto con la mancomunidad de municipios de la comarca de Trasierra-Tierras de Granadilla, se ha organizado una serie de actividades paralelas gratuitas, entre las que se encuentran cuentacuentos, observación de estrellas, visitas guiadas a Cáparra y Granadilla, paseos en barco al meandro del melero o vuelo en parapente.

CULTURA PARA LA RECUPERACIÓN

Los representantes de las compañías, por su parte, han mostrado sus agradecimientos al certamen y las instituciones públicas que hacen posible esta extensión del Festival, así como la oportunidad de llegar al público en un momento difícil por la pandemia.

En esta línea, Domingo Cruz, de El desván Producciones, ha señalado que los extremeños deben sentirse «orgullosos» de que se haya apostado por la cultura como elemento para impulsar la recuperación económica y social tras la pandemia.

La actriz Beatriz Solís ha ido más allá y ha señalado que la cultura le «salvó de caer en un abismo personal y social», al conocer el año pasado tras conocer que iban a poder representar la función en el escenario principal del Festival de Mérida y un año después en las extensiones de Medellín, Regina y Cáparra.

Por último, Josu Eguskiza, ha puesto el acento en la apuesta por la utilización de espacios singulares y patrimoniales como el de Cáparra para acoger espectáculos culturales, que además de beneficiar a su propia conservación, permiten a las compañías disfrutar de representaciones «mágicas».