sábado, 16 octubre 2021 14:34

La presión crece sobre un Óscar Puente que se niega a dimitir y el PSOE busca salvar los muebles

El alcalde de Valladolid no dimite. Desde que el analista Alvise Pérez desvelara que el socialista se había ido de vacaciones en un coche de alta gama (Mercedes-AMG G 63) que pertenecía a una empresa privada a la par que está siendo investigado por cohecho, no ha habido apenas noticias sobre el regidor. Está de vacaciones, pero no es ajeno a las presiones internas que comparan su haaña (salvando las distancias) con la de los trajes de Camps. Puente ha asegurado no saber que el coche que conducía valorado en más de 170.000 euros pertenecía a esa compañía, pero no ha dado más señales de vida. El PSOE, entretanto, no quiere entrar en la polémica y busca la forma de seguir adelante sin que la «bomba-Puente» les estalle en la cara dado que el regidos de la ciudad de Castilla y León es portavoz de la Ejecutiva Federal. La obsesión del partido es que este polémico alcalde y sus acciones no manchen la imagen de la formación, pero Puente parece que no tiene la más mínima intención de dimitir.

Solo Vox ha respaldado a Alvise por su gran trabajo periodístico. Curiosamente, el foco parece más centrado en el analista que ha desvelado esta información que en el propio regidor. Mientras que la mayoría de medios y sobretodo políticos se centran en atacar al mensajero, Puente parece sobrevivir a la presión; aunque no es ajeno a los comentarios internos del partido que consideran «fuera de lugar» el aceptar que te presten un coche más propio de Leo Messi que de un alcalde de una ciudad como Valladolid. La batalla en redes sociales la protagoniza el analista, pero Puente, a pesar de que sigue desaparecido, vive un pequeño «infierno» laboral dado que el PSOE le da la espalda en un momento crítico para el portavoz de la Ejecutiva Federal.

el PSOE asegura que los galones de Óscar Puente como portavoz del partido son residuales

Puente no ha recibido una reprimenda por parte del partido. De hecho, nadie ha buscado un choque con este «deslenguado» alcalde. A las preguntas de MONCLOA.com, el PSOE asegura que los galones de Óscar Puente como portavoz del partido son residuales. «Te animo a que mires la última vez que Puente ejerció como portavoz», comentan desde el partido.

El caso de Puente y el Mercedes-AMG G 63 recuerda a muchos a lo sufrido por Camps y sus famosos trajes. La diferencia es que mientras el último valió unas cuantas portadas en medios potentes, el caso de Puente se ha saldado con una batería de editoriales que critican al mensajero y no al alcalde. Puente ha sido fotografiado en un barco de lujo, se ha ido de vacaciones con un empresario (razón por la que está siendo investigado) y ahora ha sido cazado con un coche de más de 170.000 euros que pertenecía a una empresa. Las dudas están ahí y friolera sería la respuesta si se plantea una situación así en otro país como Alemania. Pero sea como sea, es curioso que Puente no haya recibido a día de hoy ningún comentario por parte del partido.

El partido no le ha comentado nada a nivel interno, según comentan las fuentes, pero tampoco parece que le haya respaldado en público. Esto último no es del agrado del alcalde, que está solo ante el peligro. Aún así, los socialistas están preocupados por lo suyo y muchos incluso aseguran no haber seguido la polémica que se ha generado en torno a Puente. Total, no muchos medios se han hecho eco de la cazada del alcalde de Valladolid con un coche más propio de Valdebebas en una sesión de entrenamiento del Real Madrid.

La guerra entre el analista y el alcalde parece haber incendiado las redes sociales. Pero lo curioso es que el único escenario en el que se habla del Mercedes sea precisamente el de Twitter y no el de los medios de comunicación. Cuando Camps recibió los trajes, las portadas aún resuenan en las mentes de los españoles. Pero con el Mercedes no parece que ningún periodista se haya escandalizado. «Te lo voy a explicar, porque esto ya se está alargando, Óscar Puente. Si no dimites, el próximo episodio son tus groserías borracho a las camareras jóvenes del ‘Bar Zumo’ de Valladolid (c/ correos 13) Recopilé desde mucho antes de que supieras que existo, Alcalde».

El PSOE solo quiere evitar la polémica y sobretodo el alimentar ese cliché que pesa sobre ellos que tanto alimentan las acciones de Puente. Comentarios como «socialistos» o recuerdos de lo ocurrido con los ERE en Andalucía hacen mucho más daño que el que parece al partido. Esto lo que ha generado es una estrategia interna que solo busca aislar a Puente para evitar que se asocie directamente al alcalde de Valladolid con el PSOE. Lo que sí que es cierto es que este Mercedes-AMG G 63 ha complicado la candidatura de Óscar para las elecciones autonómicas de 2023. Por el momento, la idea que sopesan es la de apartar al regidor de la portavocía de la Ejecutiva Federal en cuestión de meses y después apartar, si las encuestas ayudan a hacerlo, a Puente de la candidatura a la alcaldía de Valladolid.