lunes, 25 octubre 2021 16:33

Sociedad Gitana ve «aberrante» la acusación hacia los padres del bebé ingresado grave en el HUCA

el corte ingles

La Sociedad Gitana Española ha calificado este sábado de «aberrante, apresurada y arbitraria» la acusación hacia los padres del bebé de cuatro meses que permanece ingresado grave en el hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). En un comunicado, la Sociedad ha anunciado que ha pedido una «reunión urgente» con el presidente del Principado, Adrián Barbón, y la Fiscal General de Asturias, Esther Fernández, para abordar «de forma inmediata» este asunto.

La Sociedad defiende que se ha acusado «sin pruebas» a los padres del bebé de maltrato y delitos de lesiones, además de retirarles la tutela de una de las hijas del matrimonio de 18 meses. «En primer lugar debemos decir que entendemos que tal decisión se ha tomado a la ligera y sin fundamento debido a la presión mediática», han aseverado.

A ello añaden su «sorpresa» porque Barbón y Fernández «se dediquen a criminalizar y prejuzgar a una familia destrozada por un error». Además de pedir la reunión, han urgido a ambos representantes institucionales a realizar una «inmediata declaración pública corrigiendo tal decisión de acusar, de prejuzgar y de retirar la custodia de la niña».

«No hay ninguna prueba, ni forense, ni ningún informe de un hospital que pueda certificar que el juego que estaban llevando a cabo con la criatura de 4 meses haya sido un maltrato ni tampoco que haya sufrido algún golpe ó lesión de forma intencionada», aseguran. Es por ello que creen «excesivas» las decisiones de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar, así como la acusación de Fiscalía.

La entidad gitana resalta que «en el concepto de familia dentro del mundo gitano» es «inconcebible» hacer daño a hijos, esposas o ancianos, ya que su «sentimiento cultural y tradicional lo llevan enraizado a su corazón y entrañas». «Solo gente trastornada podría llevar a cabo acciones para hacer daño a la familia, cosa que no es el caso ya que este matrimonio joven afectado por este asunto es un matrimonio que vive e una vivienda normalizada, son estables, acuden regularmente a la Iglesia Evangélica y se buscan la vida honradamente», han agregado.

A juicio de la Sociedad Gitana Española, el mensaje enviado por la Fiscalía y el Ejecutivo autonómico al proceder de esta manera, es «el mensaje idóneo para los racistas, ya que al ser prejuzgada esta familia de etnia gitana, los grupos extremistas y las personas xenófobas y racistas utilizan este hecho para prejuzgar a toda la etnia gitana, desconociendo estos racistas que nunca mataríamos a nuestros hijos, ancianos o mujeres a no ser que se trate de una persona mentalmente trastornada».