jueves, 21 octubre 2021 10:20

El escolta de Puigdemont y su cargo de funcionario

Según su perfil en Linkedin, David Goicoechea se describe como cabo de Los Mossos d’Esquadra y ‘director de seguridad integral’. También expone que ha trabajado para la Generalitat más de 23 años, una gran parte de este tiempo como escolta de cargo público. El último trabajo reflejado en la red social, es en la Oficina de Relaciones con la Comunidad y el Grupo de Atención a la Víctima. La información que el mosso no ha reflejado e su currículum vitae es que es uno de los escoltas que estaba acompañando a Carles Puigdemont en su coche cuando fue detenido en 2018 en Alemania.

En el juicio al Procès, el juez José Manuel Fernández Prieto y el fiscal han aceptado que tanto Goicoechea como otro compañero, Carlos de Pedro, recogieron a Puigdemont en Estocolmo para llevarlo hasta la Fiscalía belga, según su versión para que pudiese comparecer ante la justicia. Sin embargo, la comitiva fue detenida por la policía alemana al abandonar Dinamarca.

Los mossos han declarado que en ningún momento se escondieron porque nunca consideraron que estuviesen haciendo nada mal, a pesar de que el Tribunal Supremo había dictado una orden europea de detención. También han asegurado que en aquel momento no estaban ejerciendo como escoltas del expresidente, sino que eran más bine ayudantes para labores como montar los muebles de su residencia en Waterloo. Según han explicado, tenían una relación de amistad con Carles Puigdemont y era frecuente que fuesen a visitarle en sus días libres. Una amistad gracias a la cual David Goicoechea fue nombrado asesor del expresidente catalán en el Parlamento Europeo con un salario de ocho mil euros al mes. Esta versión ha resultado convincente para la fiscalía y el magistrado, y finalmente se ha determinado que los dos guardaespaldas no había incurrido en un delito de encubrimiento.

Ahora, después de ser juzgado y absuelto del cargo de encubrimiento por la Audiencia Nacional, la buena racha sigue para el mosso, que podrá seguir completando su perfil curricular. Recientemente ha sido nombrado responsable de proyectos estratégicos en la consejería de Derechos Sociales un paso en su carrera que le convertirá en un funcionario de primer nivel con un complemento especial por su cargo de 30.567,36 euros anuales.

Goicoechea no es el primer mosso implicado en el Procès que es ascendido a asesor del Govern. Lluís Escolà, que también acompañó a Puigdemont en su fuga a Bélgica, se convirtió en asesor de la consejería de Interior a la vez que ejercía de escolta del prófugo en su mansión de Waterloo, aunque según la investigación, apenas llegó a ejercer sus funciones como asesor de Miquel Buch, quien está acusado de delitos de prevaricación y malversación. El Govern colocó a Buch como presidente de la sociedad de infraestructuras de la Generalidad nada más conocer que iba a ser procesado.