martes, 26 octubre 2021 06:33

Vox quiere que Sánchez imponga sanciones a China mientras que la variante delta arrasa en Wuhan

Wuhan vuelve a las andadas. Tras ser el epicentro de la crisis del coronavirus, la ciudad china vuelve a realizar tests para intentar localizar nuevos positivos con la variante delta (también conocida como la variante india). Esta mutación del virus es tan contagiosa como la varicela, según estudios estadounidenses, y vuelve a azotar esta ciudad que pareció volver a la normalidad tras varios meses como la zona cero del coronavirus. Entretanto, Vox ha pedido al Gobierno que imponga sanciones al gigante para que se fuerce una investigación para saber de dónde surgió el coronavirus. No hay que olvidar que hay un centro virológico en Wuhan, uno de los pocos que cuentan con permisos para tratar con virus peligrosos.

La autoridades de la ciudad china de Wuhan han anunciado este martes que realizarán pruebas de coronavirus a todos sus habitantes después de que se hayan detectado nuevos casos en la última jornada, informa la cadena CGTN. La decisión ha sido tomada tras los siete casos registrados este lunes, lo que supone sus primeros positivos locales desde junio de 2020.

Según recoge el medio chino Global Times, un vecino del vecindario Zhuankou se puso en contacto con un grupo de turistas en la ciudad de Huaian, en la provincia de Jiangsu. El trabajador llegó posteriormente a Wuhan en tren, donde se detectó su positivo en una prueba realizada el domingo en el marco de una campaña de pruebas en la zona de desarrollo económico de la ciudad a viajeros de regiones afectadas.

Vox quiere que España inicie «acciones diplomáticas» para forzar a China a permitir que la Organización Mundial de la Salud (OMS) vuelva a Wuhan para realizar una verdadera investigación sobre el origen del coronarivus. En este mismo instante, esta ciudad ha vuelto a realizar intensas pruebas para comprobar si hay un contagio disparado de la variante delta. Pero aún así, hay otros países que están presionando al gigante asiático para que se determine cuál fue el origen de este virus.

Con este objetivo los de Santiago Abascal han registrado una proposición no de ley en el Congreso con la que también persiguen que la Cámara condene la «falta de transparencia» que, a su juicio, está demostrando en este asunto el régimen comunista chino.

Vox denuncia la negativa de China a la solicitud formulada por la OMS para iniciar una segunda investigación en Wuhan

En su iniciativa, Vox denuncia la negativa de China a la solicitud formulada por la OMS para iniciar una segunda investigación en Wuhan, que en esta ocasión incluiría también laboratorios y mercados de la ciudad.

Según recuerda, ante la negativa de las autoridades chinas la OMS solicitó a Pekín que cooperase «aportando datos en bruto sobre losprimeros días de la pandemia», pero el régimen respondió que esos datos ya habían sido analizados por sus expertos.

China ayuda países subdesarrollados

«China debe pagar por permitir la expansión del virus, por bloquear las investigaciones y por todos los muertos provocados. Exigimos al Gobierno que emprenda acciones diplomáticas contra el régimen comunista por ocultar el origen del Coronavirus de Wuhan», han asegurado desde Vox.

Lo cierto es que los de Santiago Abascal han criticado al régimen chino desde que estalló la pandemia porque consideran que es culpa del Gobierno del gigante asiático que la pandemia se haya disparado en todos los países del mundo. Que el país oriental no haya dado explicaciones claras ni permita que la OMS acuda a investigar lo ocurrido no ha hecho más que alimentar las teorías conspiranoicas de todos los partidos hasta el punto que ni el presidente de Estados Unidos ni la Inteligencia de este país descarta que el coronavirus haya salido de un laboratorio de Wuhan.

LA PRIMERA FUE UN MONTAJE

El grupo parlamentario que dirige Iván Espinosa de los Monteros recalca que, según un asesor de la OMS Jaime Metzl la primera visita de sus representantes a Wuhan «fue una visita guiada por los funcionarios chinos» por una «escena estaba montada como un teatro».

Este asesor, incide Vox, lamentó en declaraciones cadena estadounidense Fox News que «la conclusión publicada por la OMS» era «idéntica a la versión» de las autoridades chinas, que no se barajó «en ningún momento la posibilidad» de que el virus «saliera del laboratorio» porque los investigadores de la OMS «se negaron a investigar sobre esta hipótesis».

Vox subraya que en el mismo sentido se expresó el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidas, Jake Sullivan, «quien acusó al régimen comunista de no haber aportado suficientes datos clave sobre el origen y la propagación del virus.

Por todo ello, Vox plantea, en una iniciativa que no podrá debatirse hasta después del verano, que el Congreso «exprese su condena ante la falta de transparencia» de las autoridades chinas en lo que se refiere a la investigación de la OMS e inste al Ejecutivoa llevar a cabo acciones diplomáticas, «tanto nacionales como en el seno de la UE, promover que el régimen comunista chino acceda a la solicitud formulada por la OMS de iniciar una segunda investigación».