miércoles, 22 septiembre 2021 16:41

Albares aborta otro regalo de Laya a Marruecos de 90 quads valorados en 1,2 millones de euros

Parece que esa política de constantes regalos a Marruecos se ha frenado. En cuestión de un año, el Gobierno ha regalado al país africano todo tipo de vehículos y dispositivos tecnológicos, supuestamente, destinados a controlar la inmigración ilegal. Pues bien, parece que la llegada de José Manuel Albares al frente del Ministerio de Exteriores ha puesto punto y final a esta política derrochadora y poco eficiente. El flamante ministro socialista ha abortado un contrato que tenía como objetivo regalar nada menos que 90 quads/ATV al Ministerio del Interior marroquí valorado en 1.224.000 euros sin impuestos para, una vez más, ayudar a controlar el flujo migratorio. Parece que Albares se ha dado cuenta de que la política de regalos constantes a Marruecos no han servido para nada. Ceuta es prueba de ello. En cualquier caso, y a pesar de que Albares ha frenado en seco este contrato, parece que la relación entre el país africano y España vuelve poco a poco al punto de partida.

Se llama Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas (FIIAPP). Esta institución con un nombre tan complejo depende del Ministerio de Exteriores. Su función pasa por intentar mejorar los servicios públicos de terceros países mediante inversiones en asuntos concretos. Algunas veces se contrata personal. Otras veces directamente se provee de material específico a otros gobiernos. Y con el caso de Marruecos, no es la primera vez que el Ejecutivo emplea la FIIAPP para darle unos interesantes regalos al país vecino.

ceuta

El Gobierno ha regalado en el pasado una buena cantidad de vehículos y dispositivos tecnológicos. Hablamos de camiones militares, todoterrenos de lujo, cámaras de visión nocturna, gafas con infrarrojos y todo lo que sirviera (aparentemente) para controlar la inmigración ilegal que tanto afecta a las fronteras hispano-marroquíes.

Esta política de regalos constantes ha sido una estrategia de Gobierno. Tanto el Ministerio de Exteriores de Laya como el de Interior de Fernando Grande Marlaska han sido protagonistas del constante flujo de obsequios a Marruecos. Hasta la llegada de Albares al frente de Exteriores, el Ejecutivo de Pedro Sánchez le ha dado al país vecino 98 cámaras y visores térmicos de largo alcance valoradas en nada menos que 7,8 millones de euros, 150 todoterrenos de última generación y 18 camiones militares que costaron a las arcas españolas otros 11 millones.

Albares ha cambiado de idea y ha preferido ahorrarse esos 1,2 millones de euros

Ahora, el Ministerio de Exteriores de Albares ha abortado un nuevo envío de 90 quads para Marruecos porque entienden que las circunstancias han cambiado. De hecho, en el documento al que ha tenido acceso en exclusiva MONCLOA.com, se explica «que durante la fase de tramitación de la licitación se ha constatado la pérdida de la necesidad que motiva la contratación, dado que el destinatario del proyecto al que está ligada la ejecución de este contrato no puede realizar la valoración técnica de los quads a suministrar». La idea inicial, aprobada por un ministerio que todavía estaba bajo el control de Laya, era regalar estos vehículos (de los cuales 30 eran automáticos y 60 eran manuales) a Marruecos para que controlaran la inmigración, pero Albares ha cambiado de idea y ha preferido ahorrarse esos 1,2 millones de euros.

La idea del nuevo ministro socialista no es aplazar esta adjudicación. Ni siquiera intentará cambiar ese dinero de manos para que también acabe como un «soborno» al país vecino para que controle sus fronteras con España. Lo que quiere Albares es directamente poner punto y final a esta política de regalos que solo en 2020 y 2021 se ha llevado más de 20 millones de euros de todos los españoles para fines que de poco han servido si se tiene en cuenta lo ocurrido en Ceuta. Camiones, coches de lujo, cámaras de visión nocturna y ahora ATV que sustituyen a esos fondos reservados que a veces han acabado en puntos fuera de las fronteras españolas, según las fuentes consultadas por MONCLOA.com.

La Fundación Internacional y para Iberoamérica de Administración y Políticas Públicas ha decidido directamente «desistir de la adjudicación de la licitación de referencia» para no volver a ponerla sobre la mesa. Según aclaran desde el Gobierno, esa adjudicación presentada en marzo de 2021 ha estado completamente «desierta», razón por la que, de cara a la galería, han frenado en seco la adjudicación de estos quads. Lo que detallan desde el partido es bien distinto, pues algunos deslizan que simplemente Albares ha querido poner fin a esta política de entrega constante de regalos a las fuerzas de seguridad de Marruecos dado que de poco sirvieron a la hora de controlar a los inmigrantes ilegales que «invadieron» Ceuta después de que la ministra Arancha González Laya se empeñara en acoger a escondidas al líder militar del Frente Polisario Brahim Ghali. Lo que quiere el titular de Exteriores es acabar con la política seguida por Laya que en tantos problemas ha metido a España.

EL OTRO REGALO DE 2021

Ha replicado un contrato de 2020. En plena crisis con Marruecos, el Gobierno ha aprobado el envío de 98 cámaras y visores térmicos de largo alcance por valor de 7,8 millones de euros para el Ministerio del Interior del país vecino con tal reencauzar las relaciones. Desde la oposición se preguntan si no será mejor controlar nosotros nuestras fronteras y no depender de un sin fin de “sobornos” al país africano para que controle mejor el flujo migratorio. En cualquier caso, desde que estalló la pandemia, España no ha dejado de conceder todoterrenos, camiones militares, coches de lujo, cámaras térmicas, visores y todo lo que se pusiera por delante con tal de contentar a los marroquíes. Pero es que ahora, tras la crisis migratoria de Ceuta y la tensión por acoger en un hospital riojano al líder militar del Frente Polisario Brahim Ghali (recién salido del país), el Gobierno ha aprobado otra entrega valorada en casi ocho millones de euros para Marruecos.

Cuesta diferenciar los contratos porque son prácticamente idénticos. Solo se diferencian en un par de detalles. Es la Fundación Internacional e Iberoamericana (FIIAPP) quien dará de nuevo estas cámaras térmicas y visores al Ministerio del Interior marroquí en los próximos 11 meses. Mientras que en 2020 el Gobierno aprobó la entrega de 65 cámaras térmicas y 25 visores (en total, 90 dispositivos valorados en 7.978.750,00 euros públicos) ahora el Ejecutivo ha decidido aumentar la apuesta y dar al país africano vecino 7.885.570 euros con un total de 98 dispositivos, ocho más que en la anterior partida.