domingo, 19 septiembre 2021 07:28

Investigan a una conductora de 65 drogada y en sentido contrario por dos autopistas

el corte ingles

La Guardia Civil investiga penalmente a una vecina de Vigo, de 65 años de edad, como presunta autora de varios delitos tras circular bajo los efectos de las drogas y en sentido contrario por varios tramos de dos autopistas y una autovía.

Según han informado fuentes del Instituto Armado, los hechos tuvieron lugar en la madrugada del pasado martes, cuando varios testigos alertaron a Emergencias sobre la presencia de un vehículo circulando en sentido contrario en varios viales del entorno de Vigo.

Así, poco antes de las 3,00 horas de la madrugada, el 112 recibió un aviso sobre un coche circulando en dirección A Coruña por la AP-9, pero que lo que hacía por los carriles de la autopista en sentido Tui. Una hora más tarde, se recibe una nueva alerta, sobre el mismo vehículo, que estaba circulando, esa vez, por la autovía A-55 en dirección a Vigo, pero por los carriles en sentido hacia Tui.

A la altura del Seminario de la ciudad olívica, una dotación de la Guardia Civil dio el alto a la conductora, pero ésta hizo caso omiso a las indicaciones de los agentes y se dio a la fuga.

Momentos después, se recibió otro aviso que informaba de la presencia del mismo coche circulando en sentido contrario por la autopista AG-57 (Baiona-Puxeiros), a la altura de Vincios, en Gondomar. Posteriormente, la conductora volvió a tomar la autopista AP-9, también en sentido contrario, para dirigirse a Vigo.

Cuando circulaba por el kilómetros 152,800 provocó una colisión lateral con otro coche, y tanto la conductora ‘kamikaze’ como la del otro vehículo implicado resultaron heridas leves.

La conductora que circulaba en sentido contrario, que fue trasladada al hospital Álvaro Cunqueiro, fue sometida al test indiciario de drogas, que arrojó resultado positivo para THC (cannabis), y al de alcoholemia, que tuvo resultado negativo.

La mujer está investigada por los supuestos delitos de conducción temeraria, por desobedecer a los agentes que le dieron el alto y por conducir bajo los efectos de las drogas. Las diligencias fueron remitidas al juzgado de instrucción de guardia de Vigo.