jueves, 23 septiembre 2021 23:14

las recomendaciones de SF Motor

Comprar un coche de segunda mano es una buena opción para trasladarse de un sitio a otro por la ciudad a menor costo. Sin embargo, a la hora de comprar un vehículo usado es muy importante comprobar su funcionamiento y estado tanto interno como externo, es por ello que SF Motor ofrece 10 puntos a tener en cuenta a la hora de comprar un coche de segunda mano.

Los 10 consejos a la hora de comprar un coche de segunda mano

El mercado de coches de segunda mano en España es muy variado y pueden encontrarse muy buenas opciones de vehículos en excelente estado y a buenos precios. Cuando se quiere realizar una compra más segura y minimizar los riesgos de fallos, es importante tomar en cuenta algunas previsiones importantes.

Investigación previa

Los coches de segunda mano pueden tener algún fallo o desperfecto producto de factores como el tiempo o un mal endémico del modelo, entre otros, por lo que es indispensable revisarlo bien antes de elegir un automóbil.

Comprobar desperfectos visibles

Comprobar la fachada externa del vehículo es muy recomendable. El comprador necesitará comprobar el estado de los neumáticos, verificar que las manillas de las puertas y ventanillas funcionen o si hay algún desperfecto en la pintura del coche o los faros de luz.

Comprobar desperfectos internos

Es importante evaluar las condiciones del vehículo por dentro. Además, es necesario comprobar el desgaste del volante, palanca de cambio, pedales, cinturones y que las luces de los faros funcionen con normalidad.

Revisión de los detalles mecánicos

Detectar posibles fugas de combustible o aceite es esencial. Si no se tienen conocimientos en mecánica lo más aconsejable es recurrir a un taller mecánico profesional, para que inspeccionen el equipo, revisen filtros, grietas y desgaste de frenos y discos. Este chequeo es indispensable para eliminar riesgos y prevenir accidentes.

Probar el funcionamiento del coche

La mejor manera de verificar el funcionamiento del vehículo es probándolo, dar una vuelta a la manzana, detectar vibraciones extrañas y verificar el estado de la dirección y estado de los frenos.

Registro de facturas y mantenimiento del vehículo

Pedirle al vendedor el libro de mantenimiento del coche para verificar si el carro ha estado en revisión mecánica constante.

Consultar las cargas del coche

Para evitar inconvenientes, debe investigarse la procedencia del coche en el Registro de Bienes Muebles o solicitar un informe a Tráfico, en el cual se pueda conocer si el vehículo está libre de embargo e hipotecas o si tiene algún precinto que impida la circulación.

Comprobar la matrícula VIN y la documentación

Es necesario revisar la matrícula, comprobar el kilometraje y detectar si toda la documentación legal está en regla para la circulación.

Prestar atención al diésel

Es indispensable que los vehículos tengan sistemas anticontaminación para reducir fallos, por lo que es importante revisar la válvula EGR, tratamiento de gases AdBlue y filtros de partículas que cumplan con la normativa ambiental de la ciudad.

Pagar el precio justo

Cuanto más información se tenga del vehículo, más argumento tendrá el comprador para establecer un precio justo y solicitar rebajas si el este tiene alguna imperfección.

Los especialistas de SF Motor recomiendan que, antes de comprar un coche usado, es importante no apresurarse demasiado y tomar un tiempo para verificar el estado del vehículo.