lunes, 27 septiembre 2021 19:07

AEMET prevé que este sábado sea «el día más adverso» de la ola de calor

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé que este sábado 14 de agosto sea «el día más adverso» de la ola de calor que afecta a prácticamente toda España en los últimos días y uno de los más calurosos de los últimos años.

El portavoz del organismo estatal, Rubén del Campo, ha explicado que el segundo día de la ola de calor (jueves 12 de agosto) se alcanzaron o superaron los 40 grados de temperatura máxima en, al menos, 56 estaciones de la red de AEMET: la más alta, con 43,8 grados, se midió en Jalance, provincia de Valencia. Por detrás quedó Montoro (Córdoba) con 42,1 grados, y numerosas estaciones por encima de los 41 grados, ubicadas casi todas en la cuenca del Ebro, Castilla-La Mancha, Murcia y Andalucía oriental.

En cuanto a las temperaturas mínimas de la jornada del jueves, Ávila, con 22,3 grados, registró su noche más calurosa en agosto desde que hay registros en la actual ubicación, superando la mínima de 22 grados del mítico agosto de 2003.

Respecto a la madrugada del viernes, el portavoz ha destacado que ha vuelto a ser extremadamente cálida. A medianoche, puntos de Andalucía superaban todavía los 33 grados y en más de 50 estaciones de la red de Aemet no se ha bajado en toda la madrugada de 25 grados. La ciudad de Jaén ha estado toda la noche por encima de 30 grados.

En cuanto al pronóstico, lo más destacado para este viernes es que se superarán los 40 grados en la cuenca del Ebro, puntos aislados de la meseta norte y de Baleares, y, de forma general, en el centro y sur peninsular. En Madrid podría llegarse a 40 grados, 42 en Badajoz o Toledo, y 44 en Sevilla, por ejemplo. No es descartable, incluso que Córdoba llegue a medir 46 grados. De hecho, está activo el aviso rojo por temperaturas máximas extremas en el valle del Guadalquivir y es posible que en la campiña cordobesa, como decimos, se alcance de sus 46 grados.

«Por tanto, mucho calor en los valles de los grandes ríos peninsulares y zonas de meseta», ha advertido. En casi todo el país las temperaturas estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal, incluso más de 10 grados por encima de lo normal en puntos de los Pirineos y Andalucía.

El ambiente más fresco hoy se encontrará a orillas del Cantábrico, donde no se pasará de 25 o 27 grados. Hoy comienza también un ascenso de las temperaturas en Canarias, con temperaturas máximas superiores a 35 grados en el sur de Gran Canaria.

Según ha avisado Del Campo, el sábado será probablemente «el día más adverso de esta ola de calor» y, tal vez, tomando las temperaturas del país en su conjunto, «uno de los días más calurosos de los últimos años». «Por lo tanto, mucha precaución», ha apostillado. La madrugada será tórrida. No se bajará de 25 grados en las mismas zonas donde las temperaturas máximas habrán sido muy elevadas el viernes.

El sábado se seguirán superando los 40 grados de manera general en el nordeste, zona centro y mitad sur. Este día pueden superarse los 42 grados, no sólo en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir, sino también en áreas del sur de la Comunidad Valenciana y Murcia. De nuevo en el Guadalquivir podrían superarse los 44 grados y otra vez rondar los 46. En Canarias se superarán los 37 grados en las islas orientales y los 35 en los occidentales, con una madrugada muy calurosa.

Ambos días, viernes y sábado, habrá presencia de polvo en suspensión tanto en la península y Baleares, como en Canarias, lo que empeora la calidad del aire y es un factor de adversidad más que hay que añadir a las temperaturas extremas. El riesgo de incendios es extremo en la mayor parte del país.

Paralelamente, no es descartable que se produzcan tormentas secas durante el fin de semana, es decir, aquellas que dejan muy poca o nula precipitación, pero que en ocasiones van acompañadas de fuertes rachas de viento y mucho aparato eléctrico. «Esto puede desembocar también en incendios forestales originados de manera natural», ha subrayado. Estas tormentas secas serán más probables serán aisladas, pero la probabilidad de que se produzcan será mayor en la mitad oriental peninsular.

DESCENSO DE LAS TEMPERATURAS EN EL TERCIO NORTE

El domingo se iniciará ya un descenso de las temperaturas en el tercio norte, que puede llegar a ser notable como consecuencia de la llegada de vientos del norte y noroeste que son más frescos. Pero ese descenso apenas será de 1 o 2 grados en el resto del interior de la Península e incluso habrá una subida notable de las temperaturas en zonas del sur de la Comunidad Valenciana, Murcia, y sur y este de Andalucía.

Por lo tanto, la madrugada del domingo volverá ser tórrida y se rondarán o superarán los 40 grados en las mismas zonas aproximadamente que el día anterior, con las de 42 grados de nuevo en el valle del Guadiana, sur de Castilla-La Mancha, sur de la Comunidad Valenciana e interior de Murcia y posiblemente un día más, por encima de 44 grados en el valle del Guadalquivir.

«Tres días consecutivos rondando los 45 grados es muchísimo, también en el valle del Guadalquivir, aunque sea una de las zonas más calurosas de España», ha destacado Del Campo, para después añadir que en Canarias seguirá el calor con más de 39 grados en las islas orientales y más de 37 en las occidentales.

Además el domingo la calima será notable. El polvo en suspensión en Canarias puede reducir la visibilidad de forma importante y empeorar la calidad del aire.

En relación con la previsión para el lunes, la bajada de temperaturas se dejará sentir tanto en las máximas como en las mínimas en la mitad norte y en las comunidades mediterráneas, descenso que tendrá continuidad y se extenderá a toda España, incluida Canarias, el martes.

No obstante, el lunes aún será una jornada muy calurosa en el nordeste, el centro y sur de la península, también en Canarias, con 38 a 40 grados en las islas, 40 grados todavía en zonas del centro y sur peninsular; incluso 42 o 44 grados de nuevo en el Guadalquivir y sur de Andalucía. En las comunidades cantábricas, en cambio, el ambiente será fresco, posiblemente con máximas inferiores a 25 grados y lluvias débiles.

TEMPERATURAS MÁS PROPIAS DEL AÑO PARA LA PRÓXIMA SEMANA

El martes ya sólo se llegará a 35 grados en el cuadrante suroeste de la Península, en puntos del nordeste, también en Canarias; aunque todavía se rozarán los 40 grados en el valle del Guadalquivir. Este día habrá también lluvias débiles en el Cantábrico.

Como avance, a partir del miércoles parece que las temperaturas serán más propias de la época del año, quizás algo más frescas en el tercio norte. Todavía hará calor –no tanto como estos últimos días– en el centro y en la mitad sur peninsular, sobre todo en el suroeste. En las regiones mediterráneas podrían producirse a mediados de semana chubascos por la llegada de vientos húmedos procedentes del mar Mediterráneo a esa zona.