sábado, 25 septiembre 2021 00:22

José Luis Martínez-Almeida no renuncia al millonario sueño olímpico de Madrid

“Los Juegos Olímpicos tarde o temprano llegarán a Madrid”, con estas palabras el primer edil madrileño, José Luis Martínez-Almeida, ha dejado claro que la capital no renunciará al sueño de ser ciudad olímpica. La primera fecha disponible es 2036 y el alcalde ha dejado claro que Madrid “volverá a optar y que estará más preparada” para albergar un evento mundial de estas características.

No nos podemos permitir otra candidatura fallida

Madrid ha presentado tres veces su candidatura ante el Comité Olímpico Internacional y desgraciadamente ha perdido todas. El sueño de las olimpiadas no llegó ni en 2012, ni en 2016, ni tampoco en 2020. Tres ocasiones fallidas en las que se invirtieron importantes recursos económicos que no dieron resultado. “No nos podemos permitir otra candidatura fallida. El objetivo ahora es armar una candidatura olímpica viable”, ha remarcado el alcalde capitolino. 

martinez almeida

Pero las declaraciones del alcalde de Madrid aún son papel mojado ya que la candidatura para albergar las olimpiadas de 2036 no está confirmada. No obstante, Madrid lleva años construyendo infraestructuras dedicadas al deporte, es la sede de importantes eventos deportivos y el año que viene se convertirá en la capital mundial del deporte. “Madrid se merece unos Juegos Olímpicos”, ha zanjado Martínez-Almeida.

6.000 MILLONES DE EUROS INVERTIDOS EN VANO

La desilusión de las candidaturas fallidas todavía acompaña a los madrileños. El consistorio aún recuerda la triple derrota y lo que supuso para la opinión pública y es por ello que desde el ayuntamiento no animan a tener grandes expectativas sobre este asunto. Pero a parte de la desilusión, la candidatura olímpica acarrea un importante gasto para las arcas públicas. 

La candidatura de 2012, propiciada por el entonces alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, fue la más cara de todas las que ha habido, sin embargo, el consistorio municipal no llegó nunca a detallar la cifra exacta invertida. Sea como fuere, todo este gasto fue inútil ya que la capital londinense consiguió hacerse con las olimpiadas.

Madrid 2016 también supuso un importante desembolso de las arcas municipales que ha sido investigado por la Justicia ante una presunta desviación de fondos. El consistorio madrileño se gasto nada más y nada menos que 37,8 millones de euros invertidos en promoción, viajes, sueldos y dietas. De este cifra, 16,8 millones fueron aportados por Cibeles y 21 millones fueron inversiones de patrocinadores privados. Este desembolso, que triplicó el presupuesto inicial, volvió a ser en vano ya que Rio de Janeiro se hizo con la celebración.

Pero la ciudad se resistía a abandonar el sueño de ser ciudad olímpica y Madrid 2020 fue el último intento. En la propuesta se invirtieron 11,5 millones de euros de dinero público que, sumados a la aportación de los patrocinadores, elevarían el presupuesto global hasta los 25,1 millones de euros. Aunque fue el desembolso más austero de las tres candidaturas, fue inútil ya que Tokio consiguió alzarse con la victoria y en la actualidad está celebrando estos Juegos Olímpicos marcados y retrasados por la pandemia. 

Pero al coste de las candidaturas hay que sumarle las inversiones vinculadas a las infraestructuras construidas para las olimpiadas. Y aquí llega el gran gasto de recursos, el Ayuntamiento de Madrid vincula a las tres candidaturas olímpicas una inversión de 5.034 millones en infraestructuras a las que se suman las aportaciones del Gobierno regional para totalizar una impresionante cifra de 5.988 millones de euros invertidos en un sueño olímpico frustrado que ahora Martínez-Almeida pretende resucitar. ¿Se hará realidad?