jueves, 16 septiembre 2021 17:24

Cs pregunta al Gobierno qué hace para evitar que Afganistán acabe en manos de los talibán

Ciudadanos quiere que el Gobierno de Pedro Sánchez explique qué está haciendo para evitar que Afganistán «caiga en manos del extremismo de los talibán», que ya controlan trece de las capitales provinciales del país, y si va a evacuar a los españoles que se encuentran allí, incluido el personal de la Embajada en Kabul.

A través de una batería de preguntas registradas este viernes en el Congreso, los diputados María Carmen Martínez y Miguel Gutiérrez piden al Ejecutivo que explique qué evidencias le llevaron a retirar el contingente militar español en Afganistán el pasado mayo.

Además, Cs quiere saber qué actuaciones se llevaron a cabo, en coordinación con los socios internacionales, «para asegurar el mantenimiento de la paz una vez que la presencia militar de los aliados se retiraba del terreno» y qué medidas está tomando el Gobierno, en el seno de la Unión Europea, de la ONU y de la OTAN, para evitar que Afganistán acabe controlado por los talibán.

Por último, el partido naranja pregunta si el Ejecutivo ayudará a los trabajadores de la Embajada y a los demás españoles a abandonar el país centroasiático y cómo se anticipará a un posible aumento de llegadas de solicitantes de protección internacional a España como resultado del deterioro de la situación en Afganistán.

RETIRADA DE LAS FUERZAS INTERNACIONALES

En su iniciativa parlamentaria, Ciudadanos alerta sobre el avance «imparable y devastador» de los radicales islamistas, que se espera que próximamente puedan asediar y hacerse con el control de Kabul.

Según explica, esta situación se produce porque el expresidente de Estados Unidos Donald Trump decidió retirar la presencia militar de Afganistán «sin asegurar que los esfuerzos de consolidación de la paz se habían completado», una retirada que el actual presidente, Joe Biden, ha continuado, aunque retrasando los plazos. Posteriormente, muchos otros países que contribuían con tropas a esa misión internacional también decidieron marcharse, incluida España.

El partido presidido por Inés Arrimadas destaca que, según varios expertos, esta retirada no tuvo en cuenta los efectos que tendría para el avance talibán, para las instituciones afganas y, principalmente, para la población.

El Ejército de Afganistán «está siendo incapaz de poder plantar cara al avance de los extremistas», mientras que «la comunidad internacional permanece paralizada y simplemente se ha hecho un llamamiento al cese de la violencia y se ha instado al Gobierno afgano a que negocie un acuerdo de paz con los talibán», algo que a lo que los radicales «no parecen dispuestos», afirma Cs.