jueves, 16 septiembre 2021 18:30

Save The Children advierte de la ilegalidad de «cualquier repatriación colectiva» de niños migrantes

el corte ingles

La organización Save The Children ha advertido este viernes de que «cualquier repatriación colectiva» de menores migrantes es «ilegal», después de que algunas informaciones hayan señalado que Marruecos y España están trabajando conjuntamente en un protocolo para agilizar la reagrupación familiar de los niños que entran solos en Ceuta.

Save the Children cuestiona el enfoque de esta iniciativa ya que considera «ilegales» los planteamientos que pasen por reagrupaciones colectivas en lugar de analizar caso por caso la situación de cada menor de edad.

«Resulta esencial que, tras la llegada al territorio, las autoridades realicen una evaluación del interés superior de cada niño y niña para determinar cuál es la solución duradera que mejor responde sus necesidades y su bienestar», ha explicado la directora de Incidencia Social y Políticas de Infancia de la ONG, Catalina Perazzo.

A su juicio, las soluciones duraderas que se planteen al menor pueden ser la integración en el país de acogida, el reasentamiento en un tercer país o el retorno al país de origen, ya sea a su familia o al sistema de protección del país de origen.

Además, para que el retorno pueda ser considerado como la solución que mejor garantice los derechos del menor –incluyendo su derecho a la salud, la educación y la integridad física–, Save The Children recuerda que esta decisión debe llevarse a cabo tras una evaluación de su interés superior exhaustiva e individualizada.

Del mismo modo, ve «imprescindible» que su retorno no suponga un riesgo para la integridad física o moral del niño y que se pueda garantizar un seguimiento individualizado y una garantía de reintegración que permita el cumplimiento de todos sus derechos.

«En ningún caso podría ser el resultado de una expulsión colectiva ni, sobre todo, que se realice en contra de la voluntad del propio niño, niña o adolescente», apunta la ONG.

«Los argumentos no fundados en derechos, como lo son los basados en las restricciones generales de la inmigración, no pueden prevalecer sobre las consideraciones fundadas en el interés superior del menor», ha recalcado Perazzo. Según señala, «este tipo de noticias generan además mucho nerviosismo y ansiedad» en los menores, lo que les puede provocar que huyan de los centros en los que se encuentran», aumentando así su vulnerabilidad.