miércoles, 22 septiembre 2021 03:24

Almeida se gasta 5,7 millones en la «redacción de estudios» para las obras de los parkings que ha paralizado

Es comprensible para algunos que el tema de los aparcamientos disuasorios de la capital es complejo de abordar. El problema es que el responsable del Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ya se ha dejado nada menos que 4.716.320 euros sin IVA en la redacción de informes sobre estos aparcamientos disuasorios a los que el Ayuntamiento de Madrid ya ha renunciado. Hablamos directamente de más de cinco millones de euros públicos (sumándole los impuestos) que Carabante se ha gastado en la redacción de informes sobre un proyecto que ya no se llevará a cabo. De hecho, este contrato ya adjudicado se formalizó a finales de julio (concretamente el 28) de este año. No parece que los cambios de criterio de José Luis Martínez Almeida respecto a los aparcamientos hayan frenado los caros informes de Carabante.

«El objeto del presente documento es describir los trabajos que regirán en el Acuerdo Marco de servicios de Asistencia Técnica para la redacción de estudios especializados, anteproyectos, y proyectos de ejecución de obras en aparcamientos municipales, tanto existentes como de nueva creación». Esto es lo que ha costado a los madrileños casi cinco millones de euros.

Los carísimos informes son de todo tipo. Hay estudios económicos de concesiones en vigor, estudios de movilidad/tráfico, estudios económicos preparatorios para concesiones según la LCSP, estudios para la viabilidad jurídica de modificaciones de las Concesiones y otros tantos con los que podríamos rellenar el artículo. Mucha paja para inflar un contrato público de nada menos que 5,7 millones de euros de las arcas públicas que podría tener cierto sentido (solo cierto) si no tenemos en cuenta que Almeida ha decidido paralizar los aparcamientos disuasorios de la capital por «ineficaces»; proyecto que, por cierto, ha retomado la presidenta de la Comunidad de Madrid al poco que lo rechazara el alcalde.

El contrato sobre los famosos informes de Carabante es anterior a que Almeida decidiera paralizar parte de su proyecto. Se remontan a marzo de 2021. Sin embargo, los bandazos del alcalde no parecen haber frenado la maquinaria de la contratación pública, que ya ha formalizado la adjudicación de este contrato para la «redacción» de informes por valor de 5.706.747,20 euros. Las empresas que se han beneficiado de los caprichos de Carabante son Tec-Cuatro S.A. y Eptisa Servicios de Ingeniería S.L. Los madrileños han hecho una buena inversión: informes sobre aparcamientos de los cuales muchos ni siquiera se construirán.

borja carabante

Respecto a la justificación que da Carabante, hay un documento en el que se explayan sobre la necesidad de gastarse estos 5,7 millones de euros en redacción de informes sobre la construcción de aparcamientos y las obras en otros ya existentes. «En ocasiones estas actuaciones implican la realización de obras que, por su alcance, y en aplicación de Normativa actual hacen necesaria la previa redacción de un proyecto técnico de obras firmado por un técnico competente. Estos proyectos deberán ir acompañados de estudios especializados del estado de la estructura, instalaciones, etc., es por ello que se hace necesaria la contratación del servicio de asistencia técnica para la redacción de los citados proyectos de obras». Nada sobre la decisión del alcalde de quitar los parking disuasorios.

Esta «idoneidad» no es del todo cierta si nos remitimos a las palabras de Almeida en referencia sobre la construcción de nuevos aparcamientos disuasorios en Madrid. Sobre el coste de construirlos, lo ve absolutamente exagerado porque estos parking son «ineficaces». “En este momento no se están cumpliendo las previsiones que se hicieron en los estudios de movilidad durante la pasada legislatura y que justificaban este programa de estacionamientos disuasorios”, afirmó a finales de julio el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, para aclarar la suspensión del plan de construir 12 nuevos aparcamientos que traerían a la capital 9.570 plazas. Una semana después, Carabante ha confirmado la adjudicación de este contrato millonario para la redacción de los informes previos a la construcción de unos parkings que no se levantarán.

Las empresas con las que Almeida se comprometió recibirán su dinero

El contrato no se ciñe solo a la construcción de estos nuevos aparcamientos disuasorios que no se construirán, al menos, bajo el ala de Almeida. También contempla que se hagan obras en aparcamientos ya existentes que también necesitan más de un informe técnico para salir adelante. Las empresas con las que Almeida se comprometió recibirán su dinero. Pero todo parece indicar que su carga de trabajo no será tan elevada si se tiene en cuenta que ya tienen 12 aparcamientos menos que construir, con todo el trabajo que ello conlleva. Quién sabe, a lo mejor el alcalde le puede pasar esta empresa que ya recibirá el dinero público de todos a Ayuso para que le elaboren los informes de los aparcamientos que ella sí se ha comprometido a construir.

El Consistorio de José Luis Martínez Almeida ya ha anunciado a finales de julio que renuncia a llevar a cabo los proyectados para Villaverde Bajo-Cruce y Tres Olivos, que ya se habían licitado. Pero no ha asegurado nada sobre las empresas aledañas que también obtendrían dinero público por redactar informes sobre dichas obras. De momento, Almeida ha dejado en el aire y sin aclarar, por ejemplo, los parking previstos para Aravaca (Moncloa), Mar de Cristal (Hortaleza) y Tres Olivos (Fuencarral-El Pardo), que han despertado un gran rechazo vecinal.