lunes, 5 diciembre 2022 09:34

El independentismo aplaude la vacunación y prepara una Diada sin restricciones

Los independentistas no se han cortado demasiado a la hora de convocar una nueva manifestación. Nunca el nacionalismo había aplaudido tanto la gestión de un ministerio del «Gobierno español». El avance de la vacunación, que ya supera el 60% de la población con las dos dosis de la vacuna, ha servido de excusa para que los partidos separatistas convoquen la manifestación el próximo 11 de septiembre por la Diada. El año pasado esta convocatoria se quedó a medio gas por el coronavirus y se dieron escenas plagadas de teleasistencia y vídeos de Zoom, pero los organizadores ya han preparado un buen escenario para que los independentistas demuestren su fuerza.

Los independentistas arrancan motores con un mes de antelación porque consideran necesario organizarlo bien. Son sus nuevos Juegos Olímpicos porque Cataluña parece tener la necesidad de decirle al mundo cada cuatro años que existen. Este año esperan que todo se haga sin ningún tipo de control sanitario ni límite de asistencia. Los detalles que deslizan los organizadores, en su mayoría partidos políticos o asociaciones separatistas, no hablan de restricciones por el coronavirus ni nada por el estilo. Solo de que hay que preparar una Diada para el recuerdo porque el año anterior no se celebró.

La idea de los organizadores es que se convocará una gran marcha en Barcelona que irá de la plaza de Urquinaona hasta el Parlamento de Cataluña. La intención que tienen estas organizaciones separatistas es la de reivindicar el referéndum del 2017 con una doble convocatoria: el 11 de septiembre y el primero de octubre. Y ambas sin restricciones a pesar de que la pandemia sigue vigente. Todo porque confían en la vacunación y en que para el 11 de septiembre, fecha de la manifestación de la Diada, rondará el 70% de la población con la pauta completa, lo que se supone que será la inmunidad de rebaño tan esperada.

El próximo 11 de septiembre, que cae en sábado casualmente, la manifestación saldrá a las cinco de la tarde de la plaza de Urquinaona de Barcelona, ya que es considerado el punto neurálgico de las protestas por la sentencia del Tribunal Supremo español contra los dirigentes del procés. Bajará por la Via Laietana y pasará por delante de la comisaría de la policía española. Luego, girará por el paseo de Isabel II y continuará por la avenida del Marqués de la hasta llegar al parque de la Ciutadella. La organización ha dejado claro que en todo momento se cumplirán las medidas sanitarias establecidas por el comité del PROCICAT.

no hará falta inscripción previa para participar en la manifestación

En esta ocasión especial, y por el avance de estos datos de contagios que tanto gustan a los organizadores, queda claro que no hará falta inscripción previa para participar en la manifestación. Los partidos organizadores, que son muchos de ellos los que tienen representación parlamentaria, sí que han recomendado que aquellos que quieran ir al espacio de concentración previo, ubicado entre la plaza de Urquinaona y la Gran Vía, vayan antes de las 16:30 horas. El ANC, una de las asociaciones separatistas implicadas en el procés y una de las organizadoras del evento, quiere centrar el mensaje político de las manifestaciones en la idea de lucha por la independencia de Cataluña representándola con la toma de calles por parte de la población. Al más puro estilo Ceuta, pero en catalán.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha aclarado en una entrevista a VilaWeb que el 11 de septiembre se buscará una manifestación reivindicativa con un mensaje político que deje claro que «luchamos y ganamos la independencia». Sea como sea, lo cierto es que la ANC se ha puesto de acuerdo con todos los partidos separatistas para que la protesta sea como todas las últimas Diadas. La CUP, ERC y JxCat estarán presentes en el evento. Y el 1 de octubre se replicará la protesta.

EL PATRIMONIO DE IGLESIAS

El exvicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, quiso reivindicar la Diada de Cataluña que se celebró el pasado 11 de septiembre de 2020, afirmando que “es un patrimonio democrático de todos y también una oportunidad para recordar al President Companys”.

En un mensaje en Twitter  ha asegurado que el que fuera presidente de la Generalitat durante la Segunda República, y que fue fusilado por el franquismo, es una “referencia de la justicia social y la fraternidad republicana”.

“Por eso fue asesinado por el fascismo. Feliz Diada a todos los catalanes”, ha proclamado en su mensaje el líder de Unidas Podemos y secretario general del partido morado.

Precisamente este jueves el presidente de la Generalitat, Quim Torra, pidió al Gobierno, en su mensaje institucional con motivo de la Diada, que organice un “acto solemne” en el que el presidente, Pedro Sánchez, y el jefe del Estado –el Rey Felipe VI– se disculpen públicamente por el fusilamiento de Companys.