domingo, 26 septiembre 2021 01:53

Las primeras horas de los talibanes en el poder: ejecuciones, sharia y torturas

Los talibanes se han hecho con el control de Afganistán y con ello dan por finalizada la guerra en el país. Su llegada a Kabul ha desatado el terror entre la población ante la violencia de este grupo capaz de ejecutar y torturar a aquellos civiles que no cumplan con la ley islámica impuesta por ellos. Los talibanes ya ocuparon el poder en 1996 durante cinco años, ahora, tras la salida del presidente afgano acaban de retomar el control nacional desde el que desean imponer la sharia, es decir, un nuevo emirato Islámico.

Durante las primeras horas de los talibanes en el poder, el miedo se ha instaurado entre la sociedad civil. Kabul se ha despertado con insurgentes patrullando sus calles. Según la agencia internacional de noticias Reuters, al menos cinco personas han muerto en un tumulto. Según declaraciones de testigos, uno de los declarantes ha relatado a la agencia que había visto los cuerpos de cinco personas trasladados a un vehículo y otro ha afirmado que no estaba claro si las víctimas murieron por disparos o en una estampida.

El objetivo de los talibanes es implantar una sharia en las instituciones del país como ya hicieron durante su etapa en el poder. Este nuevo orden del grupo fundamentalista implica estrictas leyes interpretadas en base al Corán que, en ocasiones, atentan contra los derechos humanos. Por ejemplo, los derechos de las mujeres se ven mermados ya que no se las permite salir sin acompañante masculino, hablar en alto en público o estudiar, entre otras cosas.

El detonante de la victoria fue la huida del presidente afgano, Ashraf Ghani, para “evitar un derramamiento de sangre”

Con la llegada de los talibanes a la capital, la acelerada guerra de Afganistán ha llegado a su fin. Los combatientes talibanes han ido conquistando las provincias del país hasta que el pasado domingo tomaron Kabul dando por finalizado el conflicto armado. El detonante de la victoria fue la huida del presidente afgano, Ashraf Ghani, para “evitar un derramamiento de sangre”, ya que, según explicó en un comunicado, los talibanes estaban dispuestos a atacar Kabul para derrocarlo.

CAOS EN EL AEROPUERTO

El control talibán ha desatado el caos en el aeropuerto internacional Hamid Karzai en Kabul. Miles de personas han acudido al aeródromo afgano para intentar huir del país a pesar de que la mayoría de los vuelos comerciales están cancelados. Sin embargo, si están saliendo algunos vuelos de repatriación ya que EEUU ha tomado el control de la instalación aeroportuaria.

Las imágenes son dramáticas. Decenas de personas se han lanzado a la pista de aterrizaje e incluso algunos individuos se han apeado a los aviones para poder salir de la capital afgana. Según el informe por la BBC, algunos civiles han resultado heridos en este intento de estampida por vía área.

El ministro del Interior del Gobierno de España, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que los residentes españoles, el personal de la Embajada y los afganos que han colaborado con el Ejército y en la cooperación española en Kabul han sido trasladados ya al aeropuerto de la capital afgana, de donde espera que puedan ser evacuados “lo antes posible”. Para ello, el Ejecutivo español ha mandado dos aviones A400 a Dubái para repatriar a estas familias.