jueves, 23 septiembre 2021 22:43

La UE abrirá un «diálogo» con los talibán para evitar una crisis humanitaria

El Alto Representante de Política Exterior y Seguridad Común de la UE, Josep Borrell, ha defendido la necesidad de que el bloque entable un «diálogo» con los talibán con el objetivo de evitar que su llegada al poder en Afganistán derive en una crisis humanitaria y en un potencial «desastre» migratorio.

«Tendremos que estar en contacto con las autoridades en Kabul. Los talibán han ganado la guerra, así que tendremos que hablar con ellos para iniciar un diálogo cuanto antes para evitar un potencial desastre migratorio pero también una crisis humanitaria», ha asegurado en la rueda de prensa posterior a la reunión telemática de ministros de Exteriores de la UE.

Así, con el objetivo de conseguir que la «nueva situación política» del país asiático no desemboca en un «movimiento migratorio de gran escala hacia Europa», los Veintisiete deben coordinarse y «apoyar» a los vecinos de Afganistán y los países «de tránsito». Este diálogo con los insurgentes debe estar también centrado, según Borrell, en impedir «la vuelta de terroristas extranjeros a Afganistán».

Ya en el turno de preguntas, Borrell ha dejado claro que «tratar con ellos» no supone un «reconocimiento oficial», si bien ha incidido en que si la UE quiere evacuar a su personal y también a los alrededor de 400 afganos que trabajaron para el bloque y sus familias necesita hablar con los talibán por motivos logísticos.

«Hay que tratar con ellos pero al mismo tiempo mantenerse vigilantes» de que cumplen con las obligaciones internacionales asumidas por los anteriores gobiernos y en particular que respetan los Derechos Humanos y las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. En todo caso, ha aclarado que «no ha tenido tiempo» personalmente de contactar con ellos y que prevé enviar refuerzos a la delegación de la UE en Kabul para poder gestionar la repatriación de personal y afganos.

HABLAR NO SIGNIFICA RECONOCER

Ante la petición expresa de una periodista afgana, que le ha rogado que no reconozca un nuevo régimen talibán porque los afganos no quieren «volver atrás», Borrell ha dicho comprender «sus sentimientos y preocupación» y ha insistido en que no ha dicho que la UE vaya a reconocer a los talibán. «Tenemos que hablar con ellos para todo incluso para intentar proteger los derechos de las mujeres y las niñas», ha insistido.

Por otra parte, ha hecho hincapié en que no ha sido la UE la que ha decidido sacar sus tropas de Afganistán, desencadenando la situación actual. «Fue una decisión del presidente Trump» que llegó a un acuerdo con los talibán que ha cumplido posteriormente la siguiente administración de Joe Biden, ha destacado.

Pero si Estados Unidos se marcha, ha subrayado, la UE no puede quedarse dado su «capacidad militar limitada». No obstante, el jefe de la diplomacia europea ha reconocido que «se podría haber gestionado de forma mejor».

LOS TALIBÁN «HABLAN MEJOR INGLÉS»

Preguntado sobre si cree que los talibán actuales son diferentes a los que gobernaban en 2001 Afganistán, tras los mensajes lanzados por sus líderes, Borrell ha ironizado: «aparentemente parecen lo mismo pero hablan mejor inglés».

El alto representante también ha aclarado que por ahora no están previstos nuevos desembolsos de ayuda al desarrollo para Afganistán, que la UE condiciona al respeto de la democracia y los Derechos Humanos. «Primero tenemos que ver qué tipo de gobierno se organiza», ha dicho. No obstante, ha recordado que los estados miembro pueden optar por mantener su ayuda oficial al desarrollo, algo que ya han hecho algunos en el caso de Etiopía, después de que la UE la suspendiera por el conflicto en Tigray.

Borrell ha incidido en este punto en que la ayuda humanitaria que ofrece la UE a Afganistán no solo no se interrumpirá sino que podría verse incrementada si las circunstancias en el país lo requieren, asegurando que los Veintisiete seguirán ayudando a los afganos y ejercerá toda su influencia para «defender a la población afgana».