miércoles, 22 septiembre 2021 18:41

Ibiza impulsa un protocolo contra fiestas ilegales

El Consell de Ibiza ha presentado a los ayuntamientos y fuerzas y cuerpos de seguridad, así como a la Dirección General de Emergencias una propuesta de protocolo unificado para actuar contra las fiestas ilegales.

El documento contempla tres escenarios: si se detecta la fiesta antes de que comience, si se descubre cuándo ya ha comenzado o qué hacer si ha terminado.

El presidente insular, Vicent Marí, ha explicado que el objetivo de la reunión celebrada este miércoles es que los implicados en esta lucha tengan un protocolo y estudien si hay puntos a mejorar y que no sea más fácil cometer estas infracciones en un municipio que en otro.

Marí ha destacado que además se ha abordado la situación actual de las fiestas ilegales, qué hace el Consell para ayudar a los ayuntamientos o el Govern en esta lucha y qué propuestas hay para mejorar las herramientas de las fuerzas del orden.

«Esta es una muestra de la voluntad de diálogo y trabajo conjunto por parte de este equipo de gobierno, entendiendo que es un problema en el que todos debemos remar juntos. No sirve de nada hacer críticas si no van acompañadas de soluciones», ha señalado.

Desde el Consell han explicado que el protocolo contempla la aplicación de la Ley de Actividades y, en concreto, la definición de actividad no permanente como herramienta que pueden tener las policías para poder irrumpir en una fiesta con finalidad lucrativa.

La institución ha reiterado que las fuerzas implicadas ya han manifestado la necesidad de impulsar una modificación legislativa que defina los elementos que diferencian un evento de otro.

El Consell, en este sentido, ha presentado una propuesta de modificación legislativa que prevé, además de una definición más cuidada de estos términos, un marco sancionador de entre 100.001 y 300.000 euros y la posibilidad de adoptar medidas provisionales que obliguen a parar la fiesta.

También se prevén cambios en la Ley Turística para fiestas ilegales en viviendas de alquiler turístico, tipificando los eventos como muy graves y aumentando las sanciones, además de provocar que se pierda la licencia turística.

Por otro lado, ya está en marcha el servicio de detectives que colaboran con policías locales para rastrear ubicaciones de fiestas ilegales.

Según ha explicado la institución, el Consell ha explicado que han actuado ya en la detección de algunos eventos y han remitido la información a las policías locales implicadas, destacando el efecto disuasorio que ha tenido el simple anuncio de este servicio.

«Hay ayuntamientos que han manifestado que ha bajado la presión y el número de denuncias por fiestas ilegales en suelo rústico y nos consta que los organizadores han dejado de celebrar fiestas o las han desplazado a otros lugares más inaccesibles», han señalado desde el Consell.