sábado, 25 septiembre 2021 22:42

Las patentes de modelos de utilidad crecieron un 30% en España en 2020

Las patentes de modelos de utilidad, conocidas como patentes menores, crecieron un 30% en España en 2020 y las solicitudes de registro para nombres comerciales un 2%, según ha informado la OBS Business School.

Estos son algunos de los datos recogidos en el informe ‘Los emprendedores después de la COVID-19’ dirigido por Lluís Soldevila, investigador de la escuela. En él se analiza la evolución del emprendimiento en España desde que apareció la pandemia y cómo ésta ha impactado especialmente en las mujeres emprendedoras y en las nuevas oportunidades y retos a los que se enfrentan los negocios nacidos en pandemia.

El documento señala que la recesión generalmente provoca una aceleración en el cambio de modelo de negocio, lo que reduce los costes de servicio y los precios. Por otro lado, las pandemias tienden, según se señala en el informe, a permitir categorías de negocios completamente nuevas y fomentan la innovación. Según indica el estudio, en 2020 crecieron la creatividad, las nuevas ideas y el emprendimiento, y así lo indican el dato de aumento de patentes.

Algunos emprendedores, a raíz de la crisis de la Covid-19, están aprovechando tendencias existentes que han sido amplificadas por la pandemia, como el crecimiento explosivo de la telesalud, el monitoreo remoto de pacientes y el uso de IA en la atención médica.

«El emprendimiento, pues, ha sabido adaptarse a un entorno cambiante, y después de un inicio dubitativo, como sucedió en todos los sectores, fue capaz de tirar adelante», subraya el estudio.

Según el informe de OBS, a pesar de que la inversión en ‘startups’ se redujo en el segundo trimestre de 2020 con respecto al mismo periodo del año anterior, las inversiones en fases iniciales (semilla y pre-semilla) crecieron un 72,7%. Los sectores más beneficiados por estas inversiones fueron los relacionados con empresas y productividad, porque fueron los más relacionados con los cambios que ha supuesto la pandemia en nuestras vidas.

Algunos de estos desarrollos surgieron como respuesta directa a corto plazo a la crisis y volverán a los niveles normales una vez que se contenga la Covid19. Sin embargo, otros perdurarán, creando una disrupción digital a largo plazo que dará forma a las empresas en las próximas décadas. El informe indica que el 60% de las ‘startups’ prevé seguir creciendo durante 2021.

IMPACTO EN LA MUJERES

Aunque los datos recogidos indican que el Covid-19 ha tenido un mayor impacto a nivel médico en los hombres, el impacto económico de la pandemia lo han sufrido en mayor medida las mujeres, y especialmente las emprendedoras.

Así, según muestra el informe de OBS, las empresas propiedad de mujeres son estadísticamente más propensas a operar dentro de los sectores que se vieron más afectados por la pandemia, ya que más del 50% de las emprendedoras trabajan en el comercio mayorista y minorista, que sufrió una gran disminución de la demanda debido a los cierres.

Esto podría estar vinculado con que la conciliación familiar recaiga mayoritariamente en ellas y el sector servicios es el que mejor se adapta a estas responsabilidades. Lluís Soldevila, director del informe, afirma que solo una cuarta parte de las emprendedoras tiene empleados, lo que significa que la mayoría de las empresas propiedad de mujeres están operadas por una sola persona. «Con este modelo de negocio es difícil mantener límites estrictos entre la vida laboral y la doméstica», subraya.

Por otro lado, las emprendedoras inician sus negocios con menos capital que los hombres, pues cuando solicitan préstamos suelen recibir un tercio menos que sus equivalentes varones. Solo el 25% de las mujeres empresarias buscan financiación, frente al 34% de los hombres. Muchas de ellas financian sus negocios con dinero propio.

A LARGO PLAZO

Según el documento, para las nuevas empresas que se han creado fruto de la pandemia lo realmente complicado a partir de ahora es hacer que la empresa perdure en el tiempo. Para determinar si un nuevo producto o servicio está abordando un problema a largo o corto plazo, el informe recomienda empezar por mirar al pasado y construir un análisis de oportunidades de mercado utilizando datos de 2019 y anteriores. Después, proyectar si habrá un mercado grande para el producto o servicio en un futuro posterior al Covid19.

Preguntados los emprendedores sobre los mayores obstáculos para lograr que sus negocios tengan continuidad, el informe de OBS constata que el principal reto es encontrar nuevos clientes, sobre todo aquellas empresas con menos de 1 año. La búsqueda de financiación, bien para iniciar el negocio o para hacerlo crecer, es el segundo reto para los proyectos con menos de 5 años de antigüedad. Por su parte, las empresas con más de 5 años luchan además por mantener a los clientes existentes y por cumplir con las leyes, políticas y reglamentos.

Por último, el informe de OBS indica que algunos de los sectores que parecen tener más posibilidades de crecer son la educación en línea, la salud y el bienestar, los SAAS y las herramientas de trabajo en remoto, el ‘e-commerce’, los juegos online, los ‘e-Sports’ y las plataformas de streaming, la farmacia y los laboratorios, y los coworkings.