sábado, 25 septiembre 2021 07:15

Salen hacia Haití un bombero regional, un enfermero del Samur y 2 bomberos barceloneses

el corte ingles

Un bombero de la Comunidad de Madrid, un enfermero del Samur-Protección Civil y dos bomberos del Ayuntamiento de Barcelona, dentro del grupo de expertos del mecanismo de Protección Civil Europea, han salido este miércoles en un vuelo hacia Haití para valorar y dar apoyo al país el terremoto registrado el sábado en el suroeste, que ha causado al menos 1.942 muertos y casi 10.000 heridos.

Concretamente, en la parte madrileña se desplaza Jorge Roldán, bombero regional miembro del ERICAM, la unidad especial de emergencia y respuesta inmediata, creada para dar una respuesta conjunta y coordinada de los organismos de la Comunidad de Madrid a catástrofes que se produzcan en alguna comunidad autónoma española así como en cualquier país del mundo.

«Desde la Comunidad de Madrid enviamos a uno de nuestros bomberos de ERICAM a Haití, dentro del equipo de expertos del mecanismo europeo de Protección Civil para dar respuesta a las necesidades de la población tras el terremoto», escribió ayer en Twitter la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Roldán ha indicado que evaluarán en Haití las necesidades que pueden tener y cómo Europa puede ayudar a la reconstrucción. «Ayer me hicieron una entrevista y me llamaron desde Bruselas como experto en logística dentro de ese grupo europeo», tras ser propuesto por el Ericam madrileño, ha manifestado.

Annika Coll, responsable del Ericam, ha explicado que la Comunidad ofreció esta unidad porque está acostumbrada a trabajar en situaciones de terremotos, y actuó antes en los seísmos de Haití y China en 2010.

«Haití en principio no ha solicitado ayuda internacional y Europa por eso no ha querido mandar equipos internacionales. Lo que envía es un equipo de evaluación en el sitio, que evalúa las necesidades de ayuda que tiene el país y la situación para que conozca de primera mano las necesidades. Europa está adelantándose para tenerlo preparado ya. Lo conforman con expertos de diferentes países con las áreas necesarias. En nuestro caso ofrecimos a cinco personas de perfil sanitario y han seleccionado a Jorge, quien ha trabajado en temas de logística», ha explicado.

LA LABOR DEL SAMUR

Por su parte, el enfermero del Samur que viaja al país caribeño se llama Miguel Asúnsolo y ha detallado que van a realizar una valoración sobre el terreno del terremoto y ver los daños y medios que se deben poner en marcha sobre el terreno desde el punto de vista humanitario.

«Mi labor en ese campo es como experto en Sanidad, junto aun médico italiano, que vamos a dedicarnos a recorrer la zona de la isla más dañada para valorar cuáles son las necesidades y en qué manera se pueda aportar ayuda internacional. A partir de ahí elaborar un informe que la Unión Europa que tomará en consideración para poder despegar todas las unidades de ayuda necesarias», ha dicho el enfermero, que se muestra orgulloso de haber sido seleccionado para una misión en la que «procurará dar todo lo que pueda de sus conocimientos y de ayuda para que esto salga adelante».

AsÚnsolo ha explicado que la situación actual de Haití es bastante complicada a nivel político y de seguridad «y hay un elevado riesgo de violencia y delincuencia». «Una de nuestras prioridades es determinar los riesgos a la hora de establecer un campamento y las medidas a adoptar», ha apuntado.

Además, ha lamentado que Haití «apenas se estaba recuperando de hace diez años de otro terremoto y ahora otra vez presenta daños estructurales muy grandes en carreteras y edificios». «Si ya tenía problemas de por sí el país dificultades con medios sanitarios, ahora se han complicado más. Toda ayuda es poca. Nos vamos a encontrar un escenario bastante duro, se podría hablar de una medicina de guerra porque va a ser una zona muy desolada», ha subrayado el miembro del Samur.