jueves, 23 septiembre 2021 10:45

La UE financiará la evacuación a España y el posterior traslado de los afganos que trabajaron para ella

el corte ingles

La UE sufragará todos los gastos de la operación para evacuar hacia España y luego trasladar al resto de estados miembros a los afganos que trabajaron en los últimos años para el bloque y cuyas vidas se ven amenazadas ahora que los talibán se han hecho con el control de Afganistán, según fuentes diplomáticas.

La operación todavía está en fase embrionaria, toda vez que la UE está ultimando el listado de las personas que se encuentran en esta circunstancia, a las que habría que añadir algunos de sus familiares. El Alto Representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, adelantó este martes que se espera que la cifra esté entre los 380 y los 400.

El Gobierno español se ha ofrecido a servir como centro de llegada de todos estos afganos, quienes a continuación serán repartidos por el resto de estados miembros, en cuotas que aún están por determinar. Según las fuentes consultadas, en España se quedarían entre 40 y 60 afganos.

El ofrecimiento de España, que hizo llegar el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, José Manuel Albares, al propio Borrell en la conversación telefónica que mantuvieron el lunes sobre Afganistán, se enmarca en la capacidad que tiene el país desde el punto de vista logístico, de alojamiento y sanitario para afrontar este desafío.

LA LLEGADA NO ES INMINENTE

El coste de todo el proceso, empezando por los aviones y pasando por el alojamiento temporal de los afganos en España entre otros gastos, estará sufragado por la Unión Europea, que también se encargará del traslado al destino final de las personas evacuadas, han precisado las fuentes, subrayando que por ahora su llegada a nuestro país no es inminente.

De hecho, la mayoría de los estados miembros están ahora mismo inmersos en el proceso de evacuación de sus nacionales que aún permanecen en Afganistán así como de aquellos afganos que trabajaron para ellos.

Países como Alemania, Francia o Italia ya han realizado sus primeros vuelos de repatriación, mientras que en el caso de España se espera que el primero se produzca en las próximas horas, tras la llegada a Kabul de un A400M del Ejército.

Por su parte, la Comisión Europea ha optado por no dar más detalles sobre la operación por razones de seguridad y se ciñen a los datos compartidos este martes por Borrell. Fuentes comunitarias consultadas justifican esta decisión por la «sensibilidad» y la «complejidad» del operativo, aunque señalan que en los «próximos días» podrán compartir más información.