martes, 28 septiembre 2021 02:59

Arturo Valls, Ernesto Sevilla y Dafne Fernández protagonizan ‘Descarrilados’

Arturo Valls, Ernesto Sevilla y Dafne Fernández protagonizan ‘Descarrilados’, la cinta dirigida por Fernando García producida por Mono Films y Sony Pictures que relata las aventuras de tres «adolescentes de 40 años» que deciden viajar en interrail como última voluntad de su amigo fallecido, ya que hace veintes años atrás no pudieron realizarlo.

«La película ofrece hora y media de evasión, de la actualidad, de la situación de la pandemia, y de alguna manera asomarte a una ventana en la que estás viendo ciudades de Europa», señala Valls en una entrevista.

El actor y presentador ha animado al público a ir a verla porque es lo que se está echando de menos. «Viajes, salir, diversión… es lo que hace falta después de estar tanto tiempo encerrados, y se van a encontrar con una película muy gamberra», ha asegurado.

El realizador de la cinta, dedicado a la publicidad desde hace 22 años, explica que tras hacer el corto y ver que funcionaba muy bien, surgió la oportunidad del largometraje. Pero la pandemia sí trastoco los planes de rodaje ya que la idea principal era filmar en diferentes localizaciones europeas, pero debido a las restricciones de movilidad causadas se vieron condicionados y propuso hacer las localizaciones en Bilbao y Madrid. Por ello, destaca el trabajo de postproducción para ambientar la película, puesto que contaban con un equipo de cámara que grababan los entornos europeos.

Por su parte, Ernesto Sevilla ha destacado que el rodaje con las restricciones ha sido «complicado» porque se debe invertir más tiempo y más recursos. Sin embargo, Dafne Fernández ha apuntado que tener la oportunidad de rodar una película en plena pandemia también les apetecía porque llevaban parados unos meses.

RECUPERACIÓN DEL CINE

Sevilla ve una «recuperación del cine», pero añade que todavía falta por hacer y que hay que seguir intentando que la gente vuelva al cine. En este sentido, el director de ‘Descarrilados’ cree que «es el principio de la recuperación. «Entiendo que no se va a cambiar de cero a cien en un día, pero poco a poco se va viendo una tendencia donde la gente va recuperando la confianza, las salas son súper seguras. Además, yo creo que las comedias ayudan a que el tono general cambie y que la gente pueda disfrutar», explica

A juicio de Valls, el sector audiovisual, «por suerte», no se ha resentido durante la crisis sanitaria. En este sentido, asegura que existe una necesidad de generar más contenido con la pandemia ya que la gente lo consumía: «Durante el confinamiento ha sido una válvula de escape», concluye.

Por su parte, El actor y cómico Julián López, que coprotagoniza la cinta, ha defendido en otra entrevista el estreno de una comedia por la pandemia. «Ahora que estamos bastantes agotados después de un año y medio de pandemia, viene muy bien una comedia», ha afirmado.

«Ernesto y Arturo son personas con las que hay mucha química. Delante de las cámaras casi no tenías que decir nada al otro, porque es con gente con la que has compartido mucho. Pactábamos cosas sobre el guión, que Fer nos compraba y nos decía ‘adelante con ello’ porque veía que le venía muy bien a la película, pero otras surgía en el momento con esa mágica de mirarte. Además, el equipo se moría de risa, y ahí es cuando dices: yo creo que esto va a traspasar la pantalla», ha asegurado López.

López ha calificado de «traumático» las primeras grabaciones con restricciones, pero añade que es el momento de adaptarse y que pronto «se olvida». «De hecho, los recuerdos no difieren con los de otros rodajes», ha añadido.

El actor asegura que ha seguido yendo al cine porque ha constatado que era uno de los sitios más seguros en los que se estaba. «Todo estaba muy controlado», asegura. Además, ha señalado que cree en «el lema ‘La cultura es segura’, al tiempo que ha reclamado ampliar el aforo hasta el 100 por cien en los eventos culturales porque pueden disfrutarse de forma segura.

En cualquier caso, no apuesta por hacer una comedia sobre la crisis sanitaria. «Igual con el tiempo se acaba haciendo una película sobre el coronavirus porque el cine se nutre de lo que pasa alrededor, pero con el carácter añadido de comedia es muy difícil, yo no lo haría y destinaría el dinero a otras cosas», ha asegurado.