lunes, 20 septiembre 2021 22:55

ERC pide a Junts y CUP respetar los dos años de margen a la mesa de diálogo

La consellera de la Presidencia de la Generalitat, Laura Vilagrà (ERC), ha reclamado este jueves a Junts y CUP que respeten los dos años de margen que acordaron con ERC para la mesa de diálogo entre los gobiernos catalán y central.

«Está escrito en los acuerdos de gobernabilidad, y se plantea una monitorización, un rendimiento de cuentas público sobre hasta dónde llega esta mesa, y que desde el consenso estratégico se decidan los próximos pasos. Lo tenemos todo bien pactado», ha dicho en una conferencia presencial y telemática de la Fundació Josep Irla en la Universitat Catalana d’Estiu (UCE), en Prada de Conflent (Francia).

Para Vilagrà, no hay que caer en «el falso dilema de confrontar negociación con embate democrático», y ha apelado a prepararse en paralelo y a reforzar el independentismo en todos los ámbitos.

«El dogmatismo, el apriorismo y la división serán malos compañeros de viaje. Nos conviene coger el pacto que firmamos y ponernos a trabajar intensamente, con toda la fuerza del movimiento independentista», ha sostenido.

También ha advertido de que no se le pasa por la cabeza pensar que, después de tres meses de firmar un acuerdo, haya partes que no lo suscriban en este momento, porque «sería dar palos de ciego si se va cambiando de estrategia cada día».

EUROPA NO ENTENDERÍA QUE NO SE AGOTASE LA VÍA DEL DIÁLOGO

Tras defender que Europa no entendería que no agotaran todas las vías de diálogo y negociación, la consellera ha recordado que un informe del Consejo de Europa apostaba «por la finalización de la represión, apuntando la cuestión de los indultos, y abría la puerta a la amnistía».

«Es importante ver qué pasará el próximo año y cómo monitorizará el Consejo de Europa el proceso», según Vilagrà, que ha admitido que la negociación con el Estado será difícil y que parten de posiciones muy alejadas.

La consellera también ha reivindicado «la ANC de Carme Forcadell» porque, a su juicio, es la que movilizaba a todos los independentistas con un consenso estratégico claro, y ha llamado a ser más fuertes desde el punto de vista institucional pero también en el ámbito social y económico.

Esta fortaleza –ha explicado– se buscará en el pacto por la amnistía y la autodeterminación «que se pondrá a andar bien pronto, y que debe permitir lo que permitió el Pacte Nacional por el referéndum y otros».

OTRAS POLÍTICAS

Más allá de la mesa de negociación, Vilagrà ha explicado que la Generalitat quiere afrontar también las urgencias derivadas de la pandemia y otras cuestiones: «Queremos conseguir todos los aspectos que nos dan más espacios de libertad, de autogestión y de poder».

«No queremos renunciar ni a un euro de los recursos que nos tocan, queremos gestionar todas las infraestructuras importantes del país cuya titularidad está en manos del Estado, y conseguir todos los traspasos pendientes», ha añadido.

A medio plazo, ha asegurado que quieren desburocratizar la administración y llevar a cabo una transformación social, una revolución verde, una transformación feminista de carácter transversal y una transformación democrática.