miércoles, 22 septiembre 2021 04:31

El TSJCV condena a 5 años de cárcel a un joven que abusó de una chica en unas fiestas

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha confirmado la condena a cinco años de prisión impuesta por la Audiencia de Valencia a un joven por abusar sexualmente de una chica que estaba en estado de semiinconsciencia en el contexto de las fiestas de una localidad de la provincia.

La sentencia de primera instancia declaró probado que el 27 de mayo de 2018, en una vivienda de la localidad donde pernoctaba un grupo de jóvenes en las fiestas, la víctima fue llevada a una habitación para que descansara ante el malestar que sufría por causa no determinada pero vinculada al consumo de alguna bebida o sustancia en cantidad suficiente para provocarle un estado de semiinconsciencia.

En la madrugada, el condenado se dirigió a la habitación y aprovechando su estado, la desnudó parcialmente y la penetró vaginalmente sin su consentimiento. La joven se despertó en ese momento y se cambió de cama.

La Sala ha rechazado el recurso del acusado, que alegaba que no existía prueba de cargo que justificara una condena, y explica que en este caso se ha integrado el testimonio de la víctima con el de sus amigos, dado que ella por la situación no puede aportar muchos detalles sobre lo ocurrido si bien se mostró segura de que fue el acusado quien la penetró. Este extremo viene también ratificado con el análisis de la prueba de ADN practicada.

El Tribunal destaca además como «significativo» que el acusado en un primer momento no solo negara haber tenido relación sexual alguna con la víctima sino que incluso «de una forma cobarde pretende desviar la responsabilidad» hacia un amigo de ella y no cambió su versión hasta que el resultado de la prueba del ADN le obligó a modificarla.

La Sala entiende que la joven permaneciera el día siguiente en la casa junto con el resto de personas porque, dado su estado previo de intoxicación, «se debió despertar totalmente desconcertada, por lo que no resulta en modo alguno irracional que no reaccionara como lo hizo, es decir denunciando los hechos y acudiendo a un centro sanitario, hasta que pasado un tiempo pudiera darse cuenta de lo realmente ocurrido, después de comentarlo con sus amigas y su hermano».