domingo, 26 septiembre 2021 01:44

El CDR Alexis Codina, desencantado con ‘los indepes’

el corte ingles

Alexis Codina, uno de los trece imputados en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional contra el ala radical los Comités de Defensa de la República (CDR), mostró su desencanto con el movimiento independentista catalán en una conversación a través de Singal con otra de las investigadas. «Llevo 41 años deseando la libertad respecto a España», dijo.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha presentado este viernes un escrito en el que pide el procesamiento de Codina y otras doce personas por un delito de pertenencia a organización terrorista, y a nueve de ellos además por un delito de tenencia, depósito y fabricación de sustancias y aparatos explosivos e inflamables de carácter terrorista.

En el escrito, se repasa el papel de cada uno de los encausados en los hechos y explica que todos ellos comparten principios ideológicos favorables a la independencia y el «activismo radical» para conseguirla. Apunta que abogaban por el uso de «la violencia en su máxima expresión» para forzar a las instituciones «a conceder por la vía de los hechos la separación de Cataluña del resto de España».

ALEXIS CODINA

El Ministerio Público considera que Codina «desarrollaba un papel fundamental en la organización desarticulada en el ámbito de la elaboración y fabricación de sustancias explosivas e/o incendiarias».

Su domicilio –que sirvió como almacenamiento y depósito para terceros de diferentes sustancias peligrosas– era uno de los dos «laboratorios clandestinos en los que la organización llevaba a cabo sus actividades de elaboración» y en los que Codina habría «participado activamente».

Según los investigadores, Codina se entrevistó junto a otro de los investigados con una persona experta en química, al que denominaban «Dr. Chemicals» para que les «asesorase sobre la fabricación y elaboración de la termita», una conocida sustancia incendiaria.

JORDI ROS SOLA

La Fiscalía le ubica en la «organización terrorista paralela» a los CDR que pretendía llevar a cabo «acciones violentas o atentados». «Fue uno de los asistentes a la importante reunión de coordinación celebrada el 10 de julio de 2019» en una empresa en Barcelona en la «fecha en que se inician las actividades de fabricación de explosivos». El Ministerio Público también le sitúa en una reunión en casa de Codina, donde se montó el laboratorio.

Habría llevado a cabo una «profusa actividad en la búsqueda de conocimientos y adquisición de productos relacionados con las actividades de elaboración y fabricación de sustancias explosivas e incendiarias».

Durante los registros efectuados se le ocuparon documentos como el titulado «ESQUEMA BOMBA», tratándose de un esquema ilustrativo para el montaje de un dispositivo que permitiera la detonación a distancia de una bomba de camping gas. También se le intervinieron numerosos manuscritos con fórmulas químicas.

Al igual que Codina, habría llevado a cabo «todos los pasos necesario para la elaboración y fabricación de sustancias incendiarias, deflagrantes y explosivas de forma efectiva».

GUILLERM XAVIER DUCH PALAU

El fiscal considera que «desarrolló un papel fundamental en el Equipo de Respuesta Táctica con su participación en las acciones más sensibles del grupo». «Dentro de la organización desempeñaba un papel relevante en materia de comunicaciones y la seguridad», según consta en el escrito, que además destaca el trabajo coordinado de Duch con otros investigados.

En su domicilio se localizaron siete transmisores-receptores portátiles, auriculares para escucha y habla y cableado para la carga de los transmisores alojados en bolsas en perfecto estado para su uso.

Se concluye que también participó en la elaboración de sustancias explosivas e/o incendiarias a través de «búsquedas como la que fue realizada el día 2 de mayo de 2018 a través del navegador Google en donde se interesa por «ácidos que afectan al hierro».

FERRÁN JOLIS GUARDIOLA

La Fiscalía le considera «el referente informático y tecnológico en el seno del ERT y los CDR». Asegura que cuenta con una «profusa formación en el campo de la seguridad informática», que incluía cursos y actividades relacionadas con la seguridad informática dentro de los CDR.

«Tenía conocimientos muy avanzados con los cuales habría instruido al resto de miembros de la organización o ejecutado por sí mismo, para asegurar la seguridad de las comunicaciones en la organización y sus actividades», indica el escrito, que precisa que además «adquiría y entregaba al resto de integrantes de la organización los denominados ‘cacahuetes», es decir, tarjetas telefónicas vinculadas a identidades falsas o usurpadas.

Según el fiscal, Jolis era «sujeto esencial en el encargo asumido por el ERT de planificar la logística necesaria para llevar a cabo la ocupación del Parlamento autonómico catalán».

DAVID BRUDIA ALTALILL Y CARLA BORREGO ESPEJO

El Ministerio Público lo identifica como «uno de los miembros más activos» de la organización. En el marco de las pesquisas, constan conversaciones en las que «se evidencia su participación en la planificación y ejecución de diversas acciones» junto a otros investigados. «Poseía información privilegiada de la que disponían junto a Clara Borrero en relación a las futuras acciones que llevaría a cabo Tsunami Democrátic».

Se ha detectado al investigado en lugares donde se llevaban a cabo actos de violencia radical independentista. «En su domicilio se localizó un documento en el que se propone la ocupación de los denominados ‘Petit Palau’, y se hace un relato de las motivaciones que llevan a realizar esa acción, así como se pormenoriza una planificación muy detallada de la infraestructura necesaria para llevar a cabo la ocupación», explica la Fiscalía.

En su domicilio se incautaron «elementos de interés» que demostrarían su pertenencia al «brazo ejecutor de acciones del ERT». Destacaba una «libreta con anotaciones manuscritas sobre la forma de proceder en caso de que algún miembro sea detenido o imputado y de la conveniencia de forzar la detención para obtener un mayor impacto mediático».

Su pareja, Carla Borrego Espejo, era la «responsable del comité de comunicación del CDR» y se encargaba de la «gestión de los correos electrónicos encriptados, redes sociales y canales de acceso restringido y securizados a través de aplicaciones de mensajería instantánea».

El fiscal concluye que tenía conocimiento de posibles acciones planificadas por los CDR y que igualmente disponía de «información privilegiada» de la iniciativa Tsunami Democràtic.

RAFAEL JOAQUÍN DELGADO LÓPEZ

El Ministerio Público asegura que «ha participado en tareas de reconocimientos de objetivos» y que se trata de una persona «con la que se cuenta para el combate». Participó en las pruebas llevadas a cabo en el domicilio de Codina con un lanzacohetes artesanal.

Según las pesquisas, estuvo presente tanto en los incidentes del aeropuerto del Prat como en los desarrollados ante la Delegación del Gobierno en Barcelona. «Desempeñaba un papel relevante dentro de la organización terrorista, siguiendo la línea estratégica más dura, combativa, clandestina y subversiva de los CDR», indica.

La Fiscalía sostiene de que «el mismo día de las detenciones del resto de los investigados, mantuvo diversas conversaciones con otros individuos en las que dejaba de manifiesto la preocupación de poderse ver afectado por el dispositivo policial en curso».

Según el escrito, en el marco de los registros realizados a los investigados se obtuvieron evidencias en distintos soportes de imagen de los objetivos sobre los que los pretendían «perpetrar algún tipo de acción o atentado», incluido el Gobierno Militar de Barcelona, la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y el Parlament de Cataluña.