lunes, 20 septiembre 2021 18:37

Alerta amarilla este domingo por altas temperaturas en Córdoba, Sevilla y Jaén

Tres provincias andaluzas tendrán este domingo aviso de riesgo amarillo por temperaturas máximas elevadas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que destaca que los termómetros también estarán con niveles altos en las dos provincias extremeñas, la Comunidad de Madrid, parte de Castilla La Mancha y Aragón y el sur de Mallorca (Baleares).

En concreto, Córdoba, Jaén y Sevilla tendrán aviso de riesgo amarillo por temperaturas que pueden estar entre los 39 grados centígrados de la campiña cordobesa y los 38 que se alcanzarán en las otras dos provincias, según detalla la Aemet en su página web.

Así, la agencia estatal de meteorología prevé que los termómetros registren 38 grados en las comarcas de Sierra Morena y del condado jiennense, de Cazorla y Segura, y el Valle del Guadalquivir (Jaén), y en la campiña sur sevillana.

En todos los casos, el nivel de riesgo amarillo se sitúa en la franja horaria comprendida entre las 13,00 horas y las 21,00 horas del día. No obstante, serán temperaturas más bajas que las que se alcanzaron el pasado fin de semana, en el que la Aemet activó el aviso rojo en las provincias de Córdoba, Huelva, Jaén y Sevilla, mientras que el resto de Andalucía tuvo aviso naranja.

Emergencias 112 Andalucía facilita una serie de recomendaciones para evitar riesgos que pueden conllevar las altas temperaturas. Así, en estos días de calor hay que prestar una especial atención a personas mayores, bebés y enfermos crónicos, ya que son los colectivos más vulnerables. Para ellos y para todos, el consumo de agua debe ser periódico, cada dos horas como máximo, incluso aunque no tengamos sensación de sed.

En casa, es aconsejable cerrar bien las ventanas, cortinas y persianas más expuestas al sol y encender el ventilador o el aire acondicionado, y si no se dispone de ellos permanecer en las estancias más frescas de la casa. Si se va a salir a la calle, se debe evitar hacerlo en las horas de mayor calor y usar sombrero, gorra y gafas de sol para protegernos del calor, así como protección solar para la piel. No se debe practicar deporte en las horas centrales del día.

Vestir con ropas claras y con tejidos ligeros es lo más recomendable en estos calurosos días. Hay que llevar siempre una botella de agua para hidratarse, algo que no debe faltar tampoco en los desplazamientos en coche.