miércoles, 22 septiembre 2021 08:32

Desalojan a 500 personas en Llanes y a 400 en Ribadesella para evitar aglomeraciones tras el cierre de bares

La Guardia Civil y la Policía Local han desalojado a unas 500 personas del casco urbano de Llanes para evitar aglomeraciones tras el horario de cierre del ocio nocturno. Por otro lado, en Ribadesella fueron desalojadas 400 personas y en la playa y paseo marítimo de Luanco se disolvieron dos botellones de 200 personas.

Durante la madrugada pasada la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón volvió a establecer un dispositivo por su demarcación territorial, para el cumplimiento de las medidas antiCOVID en evitación de la propagación del virus.

Como consecuencia del mismo en el Arenal de Morís (Caravia) se disolvió un botellón de unas 25 personas, en El Campo de San Roque (Lastres) otro de 100 personas y en La Espasa (Colunga) se actuó sobre una concentración de 100 personas y 30 vehículos.

Por otro lado, en Villaviciosa se disolvió una pequeña aglomeración y en Salinas (Castrillón) tres botellones de pequeña entidad.

Además, en Llanes acudieron a diversos avisos por botellón, no respetar distancias y uso de mascarillas en Celorio, Barro y San Antolín, de escasa entidad y en Ribadesella se evitaron siete botellones en el casco urbano, todos ellos de escasa entidad y sin incidentes. Durante la madrugada se han formula un total de 75 denuncias.