martes, 21 septiembre 2021 10:52

Detectan una nueva especie de mariposa nocturna en la Albufera valenciana

Técnicos del servicio de Devesa Albufera del Ayuntamiento de València han descubierto en el Sequiol del Amarradero, cerca de los Flotons del Puerto de Sollana, la presencia de una nueva especie de mariposa nocturna, la Elophila nymphaeata, según han informado fuentes municipales.

Al respecto, el vicealcalde y concejal de Devesa Albufera Sergi Campillo ha señalado que este descubrimiento es fruto del trabajo que se hace desde el servicio de Devesa Albufera en el análisis y control de la biodiversidad del lago de la Albufera y de los diferentes canales, y «reafirma nuestra política de conservación del parque natural más importante que tenemos los valencianos».

El Elophila nymphaeata es una mariposa nocturna singular que necesita para poner sus huevos una rica vegetación acuática y subacuática de hoja ancha, como los nenúfares o la lengua de ganso, que en los últimos años ha aumentado su presencia de manera significativa en algunos canales y acequias de la Albufera.

Campillo ha explicado que esta especie necesita aguas claras, y por tanto su presencia es «un indicador de la mejora de la calidad de agua de este canal, e indica que aunque queda mucho camino para recorrer, la Albufera despacio se va recuperando».

La mariposa nocturna es una especie abundante a Europa central, que en los últimos años se ha detectado en determinadas zonas de la vertiente cantábrica, y de manera excepcional en humedales de la costa mediterránea, donde las plantas de las cuales se alimenta son mucho más escasas y su hábitat ha sufrido una fuerte degradación en la segunda mitad del siglo XX.

Según el vicealcalde, «la presencia de esta especie en la Albufera está muy condicionada por la vegetación sumergida que se había perdido hacía décadas al parque natural y que ahora se está recuperando».

Esta especie ha llegado a la Albufera probablemente desde alguna localidad próxima al río Júcar. El hallazgo se ha producido en esta pequeña acequia en la cual abunda la lengua de ganso, y supone un nuevo valor ambiental para el parque natural.

Con todo, Campillo ha destacado que para continuar con esta recuperación es necesario que «desde el gobierno del estado continúen las aportaciones de agua». «Ahora tenemos una buena oportunidad a través del Plan de Cuenca para mejorar la aportación hídrica de la Albufera, como venimos reclamando desde el Ayuntamiento de València desde hace muchos años», ha apostillado.