domingo, 26 septiembre 2021 02:26

Euskadi cree que los datos «no apuntan» a poder relajar medidas

El viceconsejero de Salud del Gobierno Vasco, José Luis Quintas, ha afirmado que los datos de evolución de la pandemia «ahora mismo no apuntan a una situación epidemiológica proclive a que se puedan empezar a tomar medidas de más relajamiento» tras la reunión del LABI este jueves y, por ello, ha considerado que «habrá que esperar todavía».

En una entrevista concedida a RNE, el viceconsejero ha explicado que la evolución de la pandemia «sigue la tendencia de últimas semanas», con datos de incidencia acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes en descenso aunque «un poquito más despacio de lo que gustaría», pero con una «tensión» de hospitalización y especialmente en UCI que «no ha tocado techo».

De este modo, ha advertido de que los 82 pacientes que hay ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos suponen «la cifra más alta de este pico», si bien está «todavía muy lejos» del anterior.

Según ha detallado, debido a las tasas elevadas de vacunación en la población mayor, la edad media de los pacientes en UCI ha bajado hasta los 50-54 años y los enfermos jóvenes también acaban en estas unidades. En esta oleada de la pandemia, ha añadido, la repercusión en mortalidad está siendo «muy inferior» a las anteriores.

En este contexto, ha considerado que la mejora de la evolución de la pandemia aún no es suficiente para relajar las restricciones actualmente vigentes para frenar contagios en Euskadi. «No se ha llegado a esa frontera de menos de 300 (en tasa de incidencia) como para que se puedan plantear medidas en cuanto a relajar las que están puestas», ha opinado.

En todo caso, ha apelado a «esperar al jueves» a que se pronuncie la comisión científico-técnica del Comité Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) prevista para ese día. No obstante, ha considerado que «desde luego los datos de esta semana, ahora mismo, no apuntan a que pudiéramos estar en una situación epidemiológica proclive a que se puedan empezar a tomar medidas de más relajamiento». «Creo que habrá que esperar todavía», ha augurado.

Por otro lado, el viceconsejero ha apuntado que, mientras las fechas en las que se deberían haber celebrado las fiestas de Vitoria sin pandemia se tradujeron en «un repunte» de los contagios, no se ha producido lo mismo en Gipuzkoa con las ‘no fiestas’ de San Sebastián y en el caso de Bilbao «hay que esperar porque acaban de empezar».

VACUNAS E INICIO DEL CURSO

Asimismo, Quintas ha señalado que, a día de hoy, Osakidetza tiene 84.000 citas disponibles para vacunarse que aún no se han ocupado y hay 58.000 personas ya citadas y pendientes de inocular. Por ello, se espera que a partir de finales de agosto y primeros de septiembre se logre un mayor ritmo de vacunación.

Finalmente, ha explicado que los departamentos de Salud y Educación están trabajando en los protocolos conjuntos para el nuevo curso con mantenimiento de medidas que ya estaban en vigor el curso pasado porque «el porcentaje de vacunación óptimo todavía está un poquito lejos«, aunque tampoco está «tan mal».

De este modo, ha destacado que la población de 16 a 19 años tiene una tasa de casi un 63% de primeras dosis puestas, con lo cual «en poco» se llegará a porcentaje alto de vacunación completa, y en la franja de 12 a 15 años se está «casi en la mitad».

El viceconsejero ha esperado que se produzca una intensificación del ritmo de vacunas en estas edades y se pueda empezar el curso con un nivel de vacunación «aceptable», si bien ha precisado que eso no supone que «se pueda empezar el curso como si no pasara nada». De hecho, ha añadido, las medidas de ventilación y el protocolo en comedores y el general se están actualizando y «parece que va a ser parecido al curso pasado».