sábado, 18 septiembre 2021 22:04

WWF: Reducir la huella ambiental a la mitad puede crear 39 millones de empleos

el corte ingles

WWF ha reclamado a comunidad internacional que se comprometa a reducir a la mitad la actual huella ambiental, por los beneficios necesarios que proporcionaría al planeta y porque, según concluye un estudio de la ONG, esta medida puede generar la creación de 39 millones de empleos anuales.

El estudio ‘Reduciendo a la mitad la huella de la humanidad sobre la naturaleza para proteger nuestro futuro’ se publica a dos semana de las negociaciones de Naciones Unidas sobre biodiversidad y tras anunciar la Convención Marco de Biodiversidad de la ONU la decisión de aplazar la COP15 presencial hasta 2022 a consecuencia de la pandemia del coronavirus.

El informe aconseja adoptar un nuevo objetivo mundial de biodiversidad y reducir a la mitad la huella de los modelos de producción y consumo, al tiiempo que calcula que si los gobiernos cambian las actividades intensivas y contaminantes que dañan la biodiversidad por modelos sostenibles se podrían crear 39 millones de empleo mundiales en un año.

El trabajo se centra en las causas de la pérdida de biodiversidad y en los cambios «necesarios imprescindibles a nivel planetario». La ONG urge a reorientar el dinero público que se destina a sistemas productivos dañinos para la biodiversidd, como la agricultura y ganadería extensiva.

Así, pone de ejemplo los casi 500.000 millones de dólares que los países gastan en subsidios dañinos cada año y asegura que si se dirigieran a sistemas productivos y empleos que son positivos para la naturaleza, no solo se mejoraría el estado de nuestro planeta sino que se crearían 39 millones de puestos de trabajo.

El documento, elaborado por Dalberg Advisors, precisa tres cambios de enfoque necesarios: Así, propone realizar una contabilidad del capital natural en las cuentas nacionales y de empresas, la transformación sostenible de los modelos productivos de alimentos y la implantación de modelos de economía circular que minimicen los residuos producidos y la necesidad de recursos.

La tercer ronda de las negociaciones internacionales para lograr un nuevo acuerdo mundial sobre diversidad han comenzado de forma virtual este lunes en el marco del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB), y el plan final está programado para ser adoptado en octubre de 2021, en la 15a Conferencia de las Partes del CDB en Kunming, China (COP25). Se espera que las negociaciones finales y la adopción se retrasen hasta que las reuniones presenciales sean posibles en 2022.

El director general de WWF, Marco Lambertini, ha subrayado que la reasignación del gasto hacia prácticas sostenibles no solo ayudaría a reducir el impacto sobre la biodiversidad, sino que también ayudaría a la transición hacia una economía positiva para la naturaleza y a reformar nuestro modelo actual de producción y consumo insostenible.

En este contexto, la ONG ve con preocupación que el planeta no esté respondiendo «adecuadamente» a la crisis de la naturaleza, lo que también pone en peligro la capacidad para abordar la crisis climática y pone en peligro los recursos de los que depende la economía y la propia supervivencia.

La responsable del programa de especies de WWF España, Gema Rodríguez, ha declarado que las próximas negociaciones representan una «oportunidad para que los líderes mundiales», 89 de los cuales han respaldado el compromiso de líderes por la naturaleza para revertir la pérdida de biodiversidad de aquí a 2030, intensifiquen y cumplan con sus compromisos, instruyendo a sus negociadores para asegurar un resultado transformador.

Finalmente, ha advertido de que el borrador del texto que se está revisando contiene muchos de los elementos necesarios para un acuerdo sobre la naturaleza exitoso, pero «no aborda adecuadamente los factores que impulsan la pérdida de biodiversidad», como por ejemplo, los sistemas alimentarios insostenibles.

«Las medidas de conservación por sí solas no nos darán los resultados necesarios para revertir la pérdida de biodiversidad. Por ello, estamos solicitando a los países que aborden la verdadera causa del problema y que adopten una meta para reducir a la mitad la huella de producción y consumo para 2030″, ha concluido.