martes, 28 septiembre 2021 00:14

¿El cbd sirve para tratar el insomnio producido durante la pandemia?

Durante las horas de descanso el cuerpo lleva a cabo una serie de procesos de reparación y regeneración celular indispensables para conservar un buen estado de salud. Los trastornos de sueño impiden que se desarrollen de forma adecuada, provocando perjuicios para el organismo. Los aceites cbd son efectivos para dormir y evitar las consecuencias del insomnio.

Conforme a la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España, 11.1% de la población española ha consumido fármacos para dormir en alguna oportunidad. Estas sustancias presentan efectos secundarios tales como la somnolencia diurna, que pueden derivar en problemas de concentración y en accidentes domésticos, sobre todo entre la población adulta.

Por este motivo, se sugiere reemplazar los hipnosedantes por el aceite cbd para dormir. El cannabidiol actúa como un relajante natural que regula el ritmo circadiano sin presentar ningún tipo de efecto secundario.

Actualmente es posible comprar cbd en tiendas en línea que envían el producto a domicilio. El cannabidiol que se comercializa cumple con la normativa europea vigente. Presenta un porcentaje de THC menor al 0.2% establecido como límite máximo, por lo que no tiene efectos alucinógenos.

¿Cuál es el trastorno de sueño más común hoy en día?

Existe una gran variedad de trastornos de sueño, pero el más común a nivel global es el insomnio. La dificultad para dormir y la mala calidad del descanso pueden presentarse esporádicamente o de forma regular. En caso de que estos episodios tengan lugar 3 veces o más por semana durante un período mayor a 3 meses, se puede hablar de insomnio crónico.

Según múltiples investigaciones científicas, el coronavirus profundizó el problema. Un meta análisis de 55 estudios internacionales dirigido por Jude Mary Cénat, profesor de psicología clínica de la Universidad de Ottawa, arrojó como resultado que el confinamiento tuvo un grave impacto sobre la salud mental de la población mundial.

El distanciamiento social, la preocupación por los seres queridos y el temor al contagio aumentaron los casos de insomnio. Según el Observatorio Global del Sueño, del 20 al 30% de los españoles padecían de insomnio antes de la pandemia. A partir de las medidas relacionadas con la cuarentena, la situación empeoró.

Nuevas investigaciones locales confirmaron esta tendencia. Conforme al estudio “Trastornos del sueño como consecuencia de la pandemia y el confinamiento debido a la COVID-19” realizado de forma conjunta por el IDIVAL y la Universidad de Cantabria, el 62% de los residentes de la comunidad tuvo problemas de sueño y un 23% consumió medicación para dormir.

¿En qué consiste el tratamiento para el insomnio?

Además de usar flores cbd o aceites de cannabidiol para conciliar el sueño, es recomendable realizar otras acciones para dormir mejor. Según la Dra. Francesca Cañellas Dols, miembro de la Sociedad Española del Sueño, el tratamiento no farmacológico del insomnio comprende la adopción de medidas de higiene del sueño.

Limitar el consumo de sustancias estimulantes

Se debe reducir la ingesta de bebidas gaseosas sabor cola y café, evitando su consumo luego de las 17 horas. También es de suma importancia eliminar el tabaco por completo. La nicotina es una sustancia estimulante que altera el ciclo de sueño y afecta el sistema respiratorio ocasionando apneas.

Organizar los horarios

Realizar una planificación diaria determinando los horarios de sueño y alimentación es indispensable para combatir el insomnio. Un adulto debe dormir entre 7 y 8 horas diarias y comer al menos 4 veces al día, siempre a la misma hora. Se recomienda iniciar el día con un desayuno abundante y por la noche beber un vaso de leche tibia.

Es importante aclarar que pasar muchas horas en la cama no es sinónimo de dormir bien. Permanecer acostado muchas horas más de las necesarias deriva en un sueño fragmentado que produce fatiga diurna. Al despertar por la mañana lo ideal es levantarse automáticamente.

Hacer ejercicio

En algunas ocasiones las personas están agotadas mentalmente, pero no pueden dormir porque su cuerpo no gastó la energía suficiente durante el día. Realizar una buena rutina de ejercicio garantiza cierto grado de cansancio físico que es necesario para conciliar el sueño. Es recomendable en la mañana, lo cual hará que aumente la energía durante la jornada, y que el cansacio se refleje en la noche.

Establecer una rutina de noche

Se debe diseñar y ejecutar una rutina nocturna. Acciones repetitivas como el lavado de dientes, la aplicación de cremas y la selección de las prendas de ropa que se usarán al día siguiente. Todas ellas realizadas en un orden y horario específico, para indicar a la mente que ya es hora de descansar.

Usar la cama solamente para dormir

La cama debe ser destinada exclusivamente al descanso. Es importante evitar la realización de actividades estimulantes en el cuarto. Sobre todo hay que evitar el uso de gadgets que agoten la visión y alteen el ciclo de sueño. Las actividades recreativas, laborales y académicas deberían hacerse en otra habitación, o establecer un espacio fijo para ellas, fuera de la cama. Tener un escritorio en un rincón exclusivo para esto puede entrenar la mente para separar el descanso de la actividad diaria.