martes, 21 septiembre 2021 00:16

El porcentaje de familias LGTBI se dispara, por Copaping

Durante los últimos años se ha visto en España un gran aumento de las familias LGTBI gracias a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y a la aceptación social de estas. Como consecuencia, ha habido también un incremento en el uso de técnicas de reproducción asistida como la inseminación artificial o el método ROPA (recepción de ovocitos de la pareja), entre otras. Estas técnicas también se pueden llevar a cabo entre dos adultos que quieran tener hijos sin tener un vínculo de pareja gracias a la coparentalidad. En esto se especializa Copaping, una comunidad online que posibilita encontrar a copadres y comadres enfocándose en el respeto a la diversidad y la maternidad y paternidad responsables.

¿Por qué hay un aumento de las familias LGTBI?

Aunque estas familias han sido discriminadas durante mucho tiempo en cuanto a protección social y derechos, desde el 2005 las personas de la comunidad LGTBI en España pueden casarse y tener hijos. De hecho, hay una nueva ley de diversidad familiar, que se espera entre en vigor en 2022, que protegerá de forma específica a las familias LGTBI y también a las monoparentales. La aceptación de las personas LGTBI, sumado a las nuevas generaciones crecidas en este nuevo contexto, está llevando a igualar los porcentajes de personas que desean ser padres independientemente de su orientación sexual. En un estudio de la organización estadounidense Family Equality Council de 2018, se observa que los millennials heterosexuales desean ser padres (o ya lo han sido) en un 40%, mientras que en el caso de los millennials LGTBI se encuentran en la misma situación nada menos que el 32%. Si las familias homoparentales antes eran la excepción, ahora pasan a ser parte de la normalidad. 

Métodos o técnicas disponibles para formar familias LGTBI

Algunas de las técnicas de reproducción asistida o métodos más utilizados para formar familias LGTBI son el método ROPA, la inseminación artificial o casera, la subrogación, la adopción o la acogida. Muchas de estas opciones conllevan gastos altísimos por las singularidades del proceso, desde una fecundación in-vitro a una gestación subrogada pasando por la adopción internacional, todas ellas conllevarán sumas de entre cinco y hasta seis cifras en algunos casos. 

La opción que está en boca de todos es la coparentalidad. En la coparentalidad, dos adultos se conocen exclusivamente para cumplir su objetivo de concebir y criar a un hijo o hija, a través del método de reproducción asistida que elijan por mutuo acuerdo. Dos alternativas efectivas para constituir una familia por coparentalidad son la plataforma Co-ParentMatch, la más antigua aunque solo disponible en inglés, y la plataforma española emergente Copaping. En estas plataformas, los usuarios pueden llegar a convertirse en copadres o comadres, sea cual sea su orientación sexual, género o situación sentimental.

Debido a que la nueva ley de diversidad familiar proporciona protección a las familias sea cual sea el estado civil, la orientación sexual o la filiación que tengan los miembros familiares, muchas personas han optado por la coparentalidad para tener hijos. En la plataforma Copaping se abre una ventana para todas las personas que estén interesadas en este camino.