miércoles, 22 septiembre 2021 18:40

La técnica del microinjerto capilar realizada por Clínica Tarrazo, la clínica estética de Alcobendas

Un fenómeno natural del organismo es la caída del cabello, ya que es normal perder unos 50 pelos diariamente, los cuales son reemplazados por nuevas hebras. No obstante, hay casos en los que el pelo no vuelve a crecer y aparece la calvicie o alopecia.

Aunque no lo parezca, la caída del cabello es un problema muy común. En Clínica Tarrazo comprenden la inseguridad que esto puede generar y la clara relación que hay entre el pelo y la autoestima. Es por esto que trabajan para ofrecer tratamientos innovadores como el microinjerto capilar con la técnica FUE.

Lograr un aspecto natural a través del microinjerto capilar

España es el segundo país del mundo con mayor índice de alopecia. La alopecia es una pérdida de densidad capilar y se considera un problema médico que afecta a más del 50% de los hombres y a un 30% de las mujeres. Esta patología puede llegar a afectar a la calidad de vida de una persona y, por esta razón, es importante que no sea considerada solo como un problema estético, sino como una condición que requiere atención médica.

Para dar respuesta a los pacientes que sufren este problema, ha surgido la técnica del microinjerto capilar. Este tratamiento consiste en extraer cabello de la zona en la que el paciente tiene pelo sano e injertarlo en el área en la que tiene pérdida de cabello.

El procedimiento de microinjerto capilar que ofrece Clínica Tarrazo cuenta con la tecnología más avanzada hoy en día. Esta es denominada Follicular Unit Extraction y proporciona resultados permanentes y un aspecto 100% natural.

La técnica FUE, utilizada para la realización del microinjerto capilar, es actualmente la más avanzada para la recuperación del cabello y permite extraer mayor cantidad de folículos. Este tratamiento garantiza una incisión más pequeña, sin cicatriz visible y sin posibilidad de rechazo por tratarse de un autotransplante.

Los pacientes de Clínica Tarrazo confían en este centro médico debido a que sus resultados son insuperables. Además, el centro presta especial atención en cuidar al paciente, ofreciendo un servicio de calidad y confianza, adaptado a la necesidad de cada uno de ellos. De hecho, existe la posibilidad de realizar un test genético, en el que el paciente puede conocer las causas específicas de la pérdida de su cabello. Esto permite a los especialistas recomendar el tratamiento más adecuado para su caso. Por otro lado, los pacientes valoran mucho el servicio de los de Clínica Tarrazo, ya que el equipo médico está altamente cualificado, domina las últimas técnicas de vanguardia y prioriza siempre el cuidado y el trato cercano con sus pacientes.

Sin duda alguna, Clínica Tarrazo es una opción muy recomendable para conseguir poner fin a los problemas de alopecia con resultados naturales y definitivos. Sus profesionales especializados resolverán todas las dudas de los clientes directamente, sin comerciales ni intermediarios y velarán por ofrecerles el mejor servicio.