miércoles, 22 septiembre 2021 17:11

Condenado a cinco años por intentar violar a una menor que acababa de conocer

La Audiencia de Sevilla ha condenado a cinco años y cinco meses de cárcel a un joven que cuando contaba 19 años de edad, intentó agredir sexualmente a una chica de 13 años que acababa de conocer al coincidir dos grupos de jóvenes en el paseo de Juan Carlos I una noche de 2018.

En una sentencia emitida el pasado 20 de julio, la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla declara probado, «por expresa conformidad entre las partes» del procedimiento judicial, que sobre las 22 horas del 13 de abril de 2018, el acusado, Cristian B.R., de 19 años a la fecha de los hechos, estaba en el paseo de Juan Carlos I junto a un grupo de jóvenes, a quienes se acercó un grupo de chicas menores de edad.

El encartado, que había consumido alcohol y hachís según el relato de los hechos probados aceptado por todas las partes y que «tiene reconocida una minusvalía del 33 por ciento» como consecuencia de una lesión cerebral padecida a los nueve años, si bien «es consciente de lo que hace»; se aproximó a una de las menores, que entonces contaba con 13 años de edad; «tomándola por el brazo o el hombro sin emplear violencia, apartándola de sus amigas hasta un lugar oculto de los demás, sin que conste que ella se viera forzada».

«Una vez que estaban solos, comenzó a manosearla y, como la chica se oponía a ello, la empujó tirándola al suelo. La agarró después con bastante fuerza bajándole las prendas, incluida la ropa interior», intentando cometer la violación que no consiguió «ante la oposición de ella», indica la sentencia con relación a los hechos probados.

Finalmente, «pasaron por el lugar dos jóvenes que no han podido ser identificadas, momento que aprovechó» la menor para «empujar al procesado y zafarse de él huyendo semidescalza en busca de sus amigas, con las que se reunió contándoles lo ocurrido».

LOS DAÑOS SUFRIDOS

Aunque la menor «no sufrió ninguna lesión vaginal ni derivada de los tocamientos», según la sentencia, «al ser derribada por el procesado para intentar penetrarla, cayó sobre su mano derecha, lo que le causó una fractura extraarticular de la base del primer metacarpiano de esa mano, así como una erosión en el codo derecho» y el antebrazo y un «daño psicológico».

Por todo ello, Cristian B.R. resulta condenado por un delito de agresión sexual a menor de 16 años en grado de tentativa y un delito de lesiones, con las atenuantes de drogadicción y de alteración psíquica, siéndole impuestos cinco años y cinco meses de cárcel, ocho años de prohibición de aproximarse a la menor o comunicarse con ella, otros ocho años de inhabilitación para oficio que implique contacto regular con menores, ocho años de libertad postpenitenciaria y una indemnización de 8.390 euros en favor de la víctima.