miércoles, 22 septiembre 2021 01:21

«Importantes descubrimientos» en el yacimiento de Libisosa en Lezuza

El Yacimiento Arqueológico de Libisosa en Lezuza (Albacete) ha recogido «importantes descubrimientos» que están permitiendo ampliar, en lo cronológico y también en lo funcional, una suerte de ‘Pompeya Ibérica’ en este enclave que tiene aún el 90% por «salir a la luz».

El presidente de la Diputación de Albacete, Santi Cabañero, ha visitado el curso de los trabajos de excavación que siguen desarrollándose en el yacimiento junto al arqueólogo y profesor de Historia Antigua de la Universidad de Murcia, Héctor Uroz Rodríguez, y de su padre, José Uroz.

El alcalde de la localidad, Alfonso Avendaño y el director del Instituto de Estudios Albacetenses (IEA) ‘Don Juan Manuel’, Antonio Selva, han estado presentes en esta visita, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Tal y como se avanzaba desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, este yacimiento se va a convertir en el sexto Parque Arqueológico del que disfrutará la región (el segundo en la provincia de Albacete, junto al de El Tolmo de Minateda).

El inicio de las excavaciones en Libisosa se sitúa en 1996 de la mano de la institución provincial, realizándose desde 2015 a través de su Instituto de Estudios Albacetenses (IEA) ‘Don Juan Manuel’ incluyendo desde entonces el acuerdo, además de una cuantía económica para cada ejercicio o campaña, la presentación de una memoria científica adaptada a las normas de publicación del propio Instituto, que ha sido clave a la hora de hacer mucho más accesibles a la provincia los frutos de los trabajos de excavación y estudio de esta joya arqueológica.

Sin ir más lejos, y habiéndose excavado apenas un 10% del cerro, ya cuenta con más de 150.000 piezas inventariadas, como ha podido comprobar en la visita realizada también al Museo vinculado al yacimiento del que disfruta la localidad y que está llamando a ser en un lugar de referencia a nivel turístico dentro de la comarca de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel, ha informado la Diputación en nota de prensa.

Año a año, cuenta con personal procedente tanto del Plan Extraordinario por el Empleo de los Gobiernos regional y provincial como de proyectos de Recualificación y Reciclaje Profesional (RECUAL) de la Junta para ir consolidando los trabajos que va haciendo aflorar el equipo del profesor Uroz.

Dentro de la apuesta de la Institución provincial por la investigación arqueológica, a través del Instituto de Estudios Albacetenses ‘Don Juan Manuel’ este 2021 la cuantía a destinar a estudios, excavaciones, restauración, conservación y consolidación del patrimonio provincial supera los 130.000 euros.

Así, a los ocho trabajos que se apoyan a través de la Convocatoria de Subvenciones para el Desarrollo de Proyectos Investigadores Sobre Patrimonio Arqueológico Local de este año, se suman otros tres realizados vía convenio con ayuntamientos, al margen de la inversión de 30.000 euros que se deriva a la restauración, conservación y consolidación del patrimonio.

Tal y como ha ido documentando minuciosamente el propio director de la excavación, «las intervenciones llevadas a cabo en el yacimiento de Libisosa en el último lustro han retomado la excavación y puesta en valor del lado norte del foro de la colonia romana pero, sobre todo, han profundizado en el conocimiento de la gran joya del yacimiento que es su fase iberorromana, revelando un nuevo universo de matices».

Así pues, buena parte de los recursos se han dirigido a la exhumación de un complejo de culto de tipo de gentilicio, destruido de forma precipitada en un momento anterior (siglo II a.C.) a la devastación generalizada del barrio en época de las guerras sertorianas (ca.75 a.C.)

«CONSERVACIÓN EXCEPCIONAL»

Como, día a día, se encargan de lograr Uroz y su equipo, el edificio cuenta con «un nivel de conservación excepcional» visible en sus paredes de adobe pero también con un repertorio material que es el que ha servido para caracterizarlo, incluyendo objetos litúrgicos y un numeroso conjunto de vajilla romana de barniz negro de época antigua.

Este hallazgo sería testigo del inicio de la relación del grupo aristocrático de Libisosa con el nuevo poder romano y de su auto-romanización en un clima de redefinición de identidades y de extensión de nuevos lazos clientelares, que arrancó con la II Guerra Púnica en el que se basa la justificación del poder de las élites ibéricas a partir de finales del siglo III a.C. y cómo tuvieron acceso a todo tipo de cultura material republicana.

La difusión de los resultados de estos trabajos que vienen desarrollándose en el Yacimiento de Libisosa está siguiendo una doble vía (académica y social) con el fin abarcar la mayor divulgación posible y valiéndose del apoyo de la inversión que vienen realizado las diversas instituciones públicas implicadas (además de la Diputación, la Junta, el propio Ayuntamiento de Lezuza y las Universidades de Alicante y Murcia), más allá de los informes y memorias presentados en cada campaña.

Dentro de la vía académica, están las publicaciones científicas en diversas revistas de prestigio y más allá de ese ámbito científico, destaca el importante el esfuerzo que se viene haciendo para hacer llegar a todos este «tesoro» a través de Redes Sociales (en Twitter, bajo el usuario @libisosaoficial) y mediante la renovada página web del Proyecto.