sábado, 25 septiembre 2021 23:42

País Vasco remitirá esta semana a los centros el protocolo del curso 21-22

El Departamento vasco de Educación remitirá esta semana a los centros educativos el protocolo de actuación frente a la pandemia para el curso 2021-22, que no diferirá «en gran medida» del que ya recibieron los colegios el pasado mes de junio, y que apuesta por la presencialidad.

Así lo ha anunciado este miércoles en Madrid el consejero de Educación del Gobierno Vasco, Jokin Bildarratz, al finalizar la Conferencia Sectorial de Educación, celebrada en la sede el Ministerio de Educación, encuentro desarrollado en un clima «cordial».

«Sobre todo, lo que se ha subrayado por todas las partes es la importancia de la presencialidad, porque lo que hace ésta es dotar al alumno de una mayor justicia social, porque la escuela es el ámbito donde se equipara en mayor medida a todos los alumnos y alumnas», ha explicado, para destacar también la coincidencia de todas las comunidades autónomas en afrontar el curso que viene con un criterio de «prudencia».

En este sentido, el protocolo que se va a adoptar en los centros educativos, al igual que el implementado el pasado mes de junio, «también está basado en un criterio de prudencia, porque todavía la pandemia está ahí, está encima de la mesa y no sabemos las variantes cómo pueden evolucionar», ha relatado el responsable vasco de Educación.

VACUNACIÓN

Un tercer elemento citado por Bildarratz ha sido la promoción de la vacunación. «La vacunación es algo que nos puede ayudar verdaderamente a que los centros todavía sean más seguros. Hemos demostrado que los centros escolares son uno de los espacios más seguros, porque durante todo el curso pasado las comunidades educativas han sabido contener a los alumnos dentro de los espacios con unos contagios relativamente menores», ha resaltado, para recordar que la media en Euskadi de aulas abiertas ha sido algo superior al 99%.

Preguntado por si el porcentaje de vacunación de alumnos mayores de 12 años debe condicionar el protocolo de actuación para el curso 2021-22, Bildarratz ha negado este extremo y ha manifestado que «es la pandemia, es el comportamiento y es el propio centro el que también nos tiene que ayudar a gestionar lo que es el protocolo».

«La evolución de la pandemia es la que nos va a ayudar a definir un protocolo u otro y es un documento vivo, que nos lo trasladan los propios directores, los propios centros y las mejoras son ellos los que las proponen. Evidentemente la vacuna va a jugar un papel muy especial, pero hay más factores aparte de la vacuna, como las clases al aire libre, el tiempo… hay una serie de cuestiones que son las que verdaderamente afectan en gran medida o que venga otra variante que condiciones de otra manera», ha señalado.

Tras confiar en que durante esta semana se pueda hacer llegar a todos los centros el nuevo protocolo, ha puntualizado que es «muy similar al que ya se envió a mediados de junio» cuando ya se adoptó el criterio de «prudencia».

PROTOCOLO «PRUDENTE»

«Cuando en junio la situación parecía que iba mejorando, nosotros ya trasladamos a todos los directores la importancia de que nuestro protocolo fuera un protocolo prudente y, cuando hemos puesto los recursos para el año 2021-22, también nos movemos así, ya que en junio entendíamos que la pandemia podía evolucionar de una manera u otra», ha dicho.

En este sentido, ha explicado que «dentro del protocolo se van a crear subgrupos, dentro de lo que pueda ser primaria, etcétera». «Como es algo que estamos trabajando con el Departamento de Salud, espero que afinemos todavía un poquito más; para cuando enviemos a los propios centros, sea entonces cuando demos a conocer lo que es el protocolo», ha indicado.

Jokin Bildarratz ha insistido en que dicho protocolo de actuación no va a variar «en gran medida» sobre el protocolo del curso anterior y hay cuestiones «básicas como limpieza de manos, mascarilla, temperatura, etcétera, que tienen que estar ahí y es lo que evita que se propague el virus de una manera sencilla».

Preguntado por si el curso que viene se van a mantener las más de un millar de contrataciones de refuerzo de personal docente en el marco de las medidas implementadas contra la propagación de la pandemia, el consejero de Educación ha afirmado que se mantendrá hasta el 31 de agosto de 2022.

«La idea es que, para cuando empiece el curso el 8 de septiembre, ya puedan estar estos profesionales en las aulas y en los cometidos a los que los directores de los centros les responsabilicen, para que ya puedan estar hasta el 31 de agosto (de 2022) trabajando en este ámbito y en los objetivos que los propios centros entiendan que son más beneficiosos», ha concluido.