martes, 21 septiembre 2021 18:20

5 ventajas de contratar los servicios de abogados de familia

Los abogados de familia son profesionales del Derecho especializados en asuntos familiares y domésticos. Estos abogados no solo están cualificados para representar legalmente a miembros de una familia, además, despachos como ABOGA2 brindan el asesoramiento y el acompañamiento necesario para que sus clientes puedan afrontar de la mejor manera las crisis familiares.

Por esta razón, cuentan con un equipo multidisciplinar de profesionales capaces de actuar como mediadores en una disputa familiar, para encontrar la solución más adecuada según cada caso.

Servicios que ofrecen los abogados de familia

Erróneamente, algunas personas limitan las funciones de los abogados de familia a casos como un divorcio o la separación de un matrimonio. La verdad es que estos profesionales del Derecho pueden asesorar y acompañar a las familias durante diferentes asuntos legales, como por ejemplo:

  • Regímenes matrimoniales.
  • Custodia compartida.
  • Pensión de alimentos.
  • Incumplir régimen de visitas.
  • Modificación de medidas.
  • Liquidación de gananciales.
  • Herencias
  • Incapacitación Alzheimer.

Es importante recordar que los abogados de familia también pueden brindar asesoramiento en casos de violencia de género, para mujeres maltratadas o en la defensa de hombres; de alcoholemia, como la reincidencia o conducción temeraria; también en situaciones de desahucios, como el desalojo de “okupas”.

¿Por qué contratar abogados de familia?

Los profesionales del derecho cuentan con la experiencia y los conocimientos necesarios para llevar a buen término problemas y asuntos domésticos o familiares que requieran representación legal.

A continuación, se enumeran algunas de las principales ventajas de contratar los servicios de abogados de familia.

Conocen la normativa legal vigente

Una de las ventajas de contratar abogados de familia es que estos profesionales han estudiado durante años las leyes de familia. Además, por su experiencia y trayectoria conocen ampliamente el sistema judicial, lo que les permite elaborar la historia de sus clientes y presentarlas de la mejor manera ante el juez. Contar con un abogado de familia experimentado es la clave para ganar un caso.

Brinda una perspectiva imparcial

En los asuntos familiares entran en juego los sentimientos y las emociones, lo que impide a las personas ver el panorama desde una perspectiva objetiva e imparcial. Los abogados de familia cuentan con los conocimientos y las habilidades necesarias para investigar y recabar pruebas, más allá del vínculo emocional que une a dos personas.

Acompañamiento emocional

El desarrollo de un asunto familiar o doméstico ante la ley nunca es fácil o sencillo. Enfrentarse a la pareja en una demanda de divorcio o por la custodia de los hijos puede afectar negativamente a las personas.

Por suerte, además de la asesoría legal, los abogados de familia también pueden servir como soporte emocional. Su experiencia en el sistema judicial hace que se conviertan en una mano amiga durante momentos complejos y de mucho estrés.

Ayudan a ahorrar tiempo y dinero

Uno de los errores más comunes es prescindir de abogados de familia para la representación legal. Estos profesionales del derecho conocen de sobras el sistema judicial y las leyes, lo que les ayuda a encontrar soluciones integrales adaptadas a las necesidades de cada caso. De esta manera, las familias pueden ahorrar tiempo en los juzgados y mucho dinero.

Una mano amiga

Conviene señalar que, además de especializarse en Derecho de familia, un abogado es, sobre todo, un ser humano. Los mejores despachos de abogados cuentan con profesionales con experiencia en el momento de dar consejos. En este sentido, el soporte emocional y la guía que ofrecen los abogados de familia permite que sus clientes puedan tomar las mejores decisiones, sin apuros ni sobresaltos.

Los abogados de familia tienen amplio conocimiento respecto a la normativa legal vigente, por esta razón, cuando una persona necesita representación legal por un asunto doméstico o familiar, lo más recomendable es contratar los servicios de dichos abogados de familia.