martes, 21 septiembre 2021 19:32

Armengol mantendrá «la presión política» al Gobierno para poner cifras a la insularidad en el REB

el corte ingles

La presidenta del Gobierno balear, Francina Armengol, ha asegurado este jueves que mantiene la «presión política» al Estado para que se dote económicamente el factor de insularidad del Régimen Especial de Baleares (REB).

Así se ha expresado Armengol ante preguntas de los medios después de que este miércoles se conocieran las alegaciones de la Abogacía del Estado ante el recurso que presentó el Parlament en el Tribunal Constitucional por no haber incluido esta dotación en los presupuestos de 2021.

Entre otros argumentos, los abogados del Estado argumentan en su escrito que el Gobierno no está obligado a dotar en los PGE el factor de insularidad, y cuestionan las cifras que aporta el Parlament para hablar de «discriminación estructural» hacia Baleares.

La presidenta ha reiterado que considera el recurso del Parlament un «error político» porque a su parecer no es «la línea adecuada» de trabajo ni tampoco una «buena estrategia de negociación».

Armengol ha defendido que lo ya aprobado del REB «es muy importante» y ha rechazado que el Estado «diga que no debe compensar la insularidad». La presidenta ha subrayado que para poder dotar el fondo se debe reunir una comisión bilateral para decidir sobre la metodología de aplicación, una reunión que espera que se pueda convocar «pronto».

La máxima responsable del Ejecutivo balear también ha destacado los recursos que están llegando a Baleares en el marco de la emergencia especial por la pandemia de COVID-19, como los 855 millones de euros para ayudas a empresas afectadas por la crisis, incluidos en los PGE impugnados por el Parlament, ha remarcado.

Cabe recordar que el recurso fue impulsado, junto a otros grupos, por uno de los partidos que forman el Govern, MÉS per Mallorca, en contra de la postura de sus socios de PSIB y Unidas Podemos. Este miércoles, en el Parlament, MÉS criticó que el Estado «intenta justificar la discriminación hacia las Islas» en las alegaciones y remarcó que la comisión mixta «ya se tendría que haber reunido» pero «ni está, ni se la espera».