viernes, 17 septiembre 2021 03:46

Casado exige más medios y menos «buenismo» frente a la «avalancha» de migrantes en Canarias

el corte ingles

El presidente del Partido Popular (PP), Pablo Casado, ha exigido este jueves al Gobierno que aumente los medios humanos y materiales de las cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y cumpla la ley sin «buenismo» para hacer frente a la «avalancha de inmigración ilegal» que afecta a Canarias este año.

En declaraciones a los medios de comunicación tras visitar un centro de acogida temporal de migrantes en el municipio herreño de La Frontera, ha comentado que la inmigración por mar en las islas ha crecido un 144% en lo que va de año –el año pasado ya llegaron unas 23.000 personas– y la situación va a «empeorar» en los próximos meses al mejorar las condiciones de navegación.

«Hay seis veces más llegadas que en 2020, es una realidad muy preocupante», ha comentado, de ahí que pida una intervención «urgente» del Estado para mejorar las condiciones de acogida de los migrantes –el estado del centro de La Frontera «es mejorable»— hasta que se realice su repatriación, se garanticen las fronteras y también la seguridad ciudadana y sanitaria de la población local, pues algunos migrantes llegan a Canarias «con Covid y otras enfermedades».

En esa línea, ha alertado de que Canarias tiene bajo tutela a unos 2.700 menores migrantes no acompañados, cinco veces más que el año pasado, con el problema agravado de que el Ministerio del Interior ha concebido al archipiélago como «un tapón» y no realiza derivaciones a otras comunidades autónomas, lo que genera «inquietud» en la población y servicios sociales «desbordados».

Casado, que ha visitado El Hierro acompañado por la presidenta regional y su homólogo insular, Australia Navarro y Juan Manuel García, respectivamente, se ha preguntado «como es posible» que el radar del SIVE de Lanzarote, comprado en 2011 por el Gobierno del PP por 6 millones de euros, «siga empaquetado».

«¿Cómo sabemos donde están las pateras?», ha insistido, especialmente cuando la ruta migratoria a Canarias «es la más peligrosa del mundo».

Así, ha cargado contra Sánchez por iniciar su mandato político con el «efecto llamada» y los «papeles para todos» del ‘Aquarius’ y ahora en el Gobierno están «desubicados», incumpliendo convenios internacionales, «abandonando» a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, las instituciones y las comunidades autónomas, y haciendo devoluciones «en caliente y en frío». «Apelan a un buenismo que no llega a ningún lado», ha señalado.

Aparte de exigir más medios y el cumplimiento de las leyes, Casado ha instado también a Sánchez a aumentar la cooperación con los países africanos para evitar las salidas de las embarcaciones, dado que los migrantes «son explotados por mafias», y que pida más implicación a Frontex.

Casado ha indicado que el PSOE «no sabe gestionar» la inmigración ilegal, como ocurrió con la ‘crisis de los cayucos’ de 2006 con Zapatero, y lamentado que haya tensiones diplomáticas con Marruecos que impidan una «negociación directa» sobre la inmigración irregular.