sábado, 25 septiembre 2021 00:35

El Colegio Labor de Vigo anuncia una «investigación» tras denuncias de supuestos abusos sexuales

el corte ingles

La dirección del Colegio Labor de Vigo ha hecho público un comunicado en el que anuncia la apertura de una «investigación interna» tras constatar «comentarios vertidos en redes sociales» acerca de supuestos casos de abusos sexuales por parte de quien fue director del centro durante décadas, Sergio S.C., aunque ha precisado que «nunca», en sus 90 años de historia, el centro había recibido «queja o comunicación alguna referida a comportamientos inadecuados» por parte de ningún miembro de la institución educativa.

La alarma se desató tras la publicación de un vídeo en una red social por parte de la artista Lolita Watson, en el que relataba supuestos episodios de abusos sexuales por parte del entonces máximo responsable del Colegio Labor, cuando ella tenía unos 10 años.

En su testimonio, la joven habla de tocamientos, besos en la boca y conductas inapropiadas del docente que, según ha señalado, le ofrecía chocolatinas y la invitaba a sentarse «en su silla especial». Asimismo, ha denunciado que llegó a llevarla a su vivienda, en el propio recinto escolar, para cometer esos abusos.

El vídeo ha tenido notable repercusión (casi 140.000 reproducciones) y numerosas personas han trasladado su apoyo a la artista en redes sociales.

Según ha explicado la propia Lolita Watson, su testimonio ha provocado que «decenas» de jóvenes que pasaron por el centro se hayan animado a contactar con ella para compartir que fueron víctimas o testigos de situaciones de abusos similares en ese centro.

DENUNCIA PENAL

Al respecto, ha confirmado que está decidida a denunciar lo que le ocurrió por la vía penal, aunque los hechos hubieran prescrito (han pasado más de 20 años), y que las afectadas se están organizando, buscando asesoría jurídica, porque hay casos «más recientes». «Yo no voy a obligar a nadie a denunciar si no quiere, sé que hay miedo y, aunque no se pueda hacer una denuncia colectiva, yo seguiré adelante por lo que me pasó», ha explicado.

Lolita Watson (que ya no vive en Vigo) ha afirmado que, transcurridos tantos años desde los supuestos abusos, lo que le empujó a publicar su testimonio hace unos días fue una noticia que encontró por internet: la concesión del galardón de Vigués Distinguido al Colegio Labor, que fue recogido en 2019 por el propio Sergio S.C. «Eso fue lo que me removió. Ver que habían premiado a una persona que me había hecho eso, y ahora estoy viendo que hay más chicas afectadas», ha señalado.

«INVESTIGACIÓN INTERNA»

Mientras, tras esta denuncia pública y la repercusión en las redes sociales, la dirección ha anunciado que hará «indagaciones» sobre esos supuestos hechos atribuidos a una persona que «se encuentra actualmente jubilado» y no desempeña función alguna en el centro, y ha aclarado que esto no supone «en modo alguno» el reconocimiento de los hechos.

El colegio ha explicado que «nunca» ha tenido información acerca de esos supuestos abusos ni sobre «hechos similares» y que en sus más de 90 años de historia nunca ha recibido una queja o denuncia por «comportamientos inadecuados imputables a ningún profesor del centro, o a miembros de la directiva, o a cualquier otro trabajador o colaborador del centro».

No obstante, ante la gravedad de las acusaciones, la «preocupación» y la «alarma» generada, la dirección ha insistido en que investigará y, si es necesario, adoptará medidas para que ese tipo de conductas no sucedan en el colegio. «Lamentamos cualquier situación que haya podido suceder hace años, sin conocimiento por nuestra parte, y que haya podido afectar negativamente al bienestar de nuestro alumnado», han expuesto desde la direccion, y han recalcado que su «máxima prioridad» es la «protección y el bienestar» de los estudiantes.

La dirección del colegio ha alertado sobre las consecuencias de exponer este tipo de hechos en redes sociales, que dan espacio a expresar opiniones «sin corroborar» lo sucedido y que pueden causar un daño «irreparable» en la imagen de instituciones y personas, «sin respetar su derecho al honor, la intimidad personal.

Finalmente, ha transmitido «un mensaje de tranquilidad» y ha garantizado que se actuará «con total transparencia y máximo rigor, y haciendo prevalecer en todo momento el interés y la protección de los alumnos».