jueves, 23 septiembre 2021 10:22

Podemos acusa al PP de «acoso» al Gobierno y asegura que la coalición «va para largo»

La coordinadora de Podemos Euskadi y diputada de Unidas Podemos en el Congreso, Pilar Garrido, ha acusado al PP de mantener una estrategia de «acoso y derribo» al Gobierno y hacer «seguidismo de la extrema derecha», y le ha advertido de que está haciendo «un recorrido que luego va a tener difícil vuelta». En todo caso, asegura que el Gobierno de coalición «va para largo», pese discrepancias puntuales, pues considera que las fuerzas políticas que le apoyan «tienen más o menos decidido que es necesario» que se mantenga.

En una entrevista concedida a Onda Vasca, la parlamentaria vasca ha criticado la actitud mantenida por el Partido Popular este pasado miércoles en la Diputación Permanente del Congreso, que, a su entender, utiliza «como mecanismo de acoso y derribo» al Gobierno. Según ha lamentado, «le da igual de lo que se hable y de poner soluciones a problemas importantes, el caso es montar ese circo mediático».

Pilar Garrido ha advertido de que «el PP, haciendo ese seguidismo de la extrema derecha, hace un recorrido que luego va a tener difícil vuelta». Según ha apuntado, «lo que le tocaría a una derecha como existen en Europa otras derechas liberales es hacer una oposición dentro de ciertos parámetros, no tirarse al monte y hacer seguidismo de esas posiciones de la extrema derecha que hacen mucho daño a este país».

«Creo que debería cambiar de actitud», ha opinado, aunque no es «muy optimista» sobre que esto pueda ocurrir. Además, a su entender, una vez que «el suflé» de Ciudadanos «ya ha pinchado» tras cometer «demasiados errores», esas «tres derechas, más tarde que más temprano, volverán a estar unidas».

CGPJ

También ha emplazado al Partido Popular a «aportar» para renovar el Consejo General del Poder Judicial, «un órgano fundamental que tienen secuestrado», y ha recordado que Unidas Podemos «está en el Gobierno» y se le va a «tener que tener en cuenta, quiera o no quiera el PP», en la renovación porque «ya no estamos en el bipartidismo».

Por otro lado, preguntada por la posibilidad de que el Gobierno mantenga sus apoyos en las Cortes Generales, la diputada de Unidas Podemos ha considerado que «todos los actores son conscientes de la importancia» de que pueda seguir el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos para «hacer frente a retos importantes», entre ellos el «conflicto territorial».

En este sentido, ha opinado que «todas las fuerzas tienden a empujar ese gobierno de coalición» y que «tienen más o menos decidido que es necesario» para afrontar esos retos y porque «lo que tenemos al otro lado, esa extrema derecha con diferentes caras, puede ser un gran desastre» si llega al poder. Según ha advertido, «sería un gran fracaso de todas las fuerzas políticas».

Garrido ha asegurado también que el Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos goza de «buena salud» y «va para largo», aunque «hay diferencias» entre partidos con «dos proyectos distintos».

Según ha indicado, Unidas Podemos está «empeñada en que se haga realidad el acuerdo de gobierno» y el PSOE «se resiste en algunos temas fundamentales», como la ley de Vivienda, «y ahí seguramente saldrán a la luz esas discrepancias».

Asimismo, ha precisado que en Unidas Podemos han sido «muy críticas» con la devolución a Marruecos de menores llegados a Ceuta «porque merecía lo que estaba sucediendo una crítica explícita». En este sentido, ha recordado que se trata de «niños que están desamparados y le toca a las instituciones velar por ese valor superior reconocido en los tratados internacionales y en la legislación española» de protección a los menores.

En su opinión, «no se ha actuado adecuadamente y hay que darle la vuelta a esa situación y poner por encima de todo la protección de esos niños y niñas».

LA «TABARRA» CON LA LUZ

En relación a la subida de los precios de la electricidad, ha defendido que «no es asumible que las cosas sigan como están» y ha señalado que le gustaría «estar en el gobierno no solo como la formación minoritaria, sino liderando» ya que «seguramente las cosas serían distintas».

Garrido ha defendido que «el oligopolio que se ha creado en 20 años por los partidos gobernantes, tanto PP como PSOE, no puede seguir» y no se puede «seguir permitiendo algunas actuaciones casi obscenas» como las «puertas giratorias».

Asimismo, ha apostado por «mirar lo que hacen los países europeos» y tener una empresa pública de energía y adoptar medidas como el control de los precios de la energía nuclear y las hidroeléctricas y «caminar para que las concesiones que se hicieron a las hidroeléctricas y van a ir caducando reviertan a lo público» para hacer que «los ciudadanos tengan un precio de luz, que es suministro básico, que puedan pagar».

Según ha advertido la diputada vasca, Unidas Podemos «va a estar ahí dando la tabarra para conseguir que tengamos un precio de la luz asumible».

Por otro lado, ha valorado los «pequeños éxitos» que se han logrado con la reforma de las pensiones y que suponen «dar la vuelta» al «camino de recortes». No obstante, ha advertido de que «quedan muchas peleas por hacer», como «garantizar la financiación» de las pensiones y «pensar en destopar» las contribuciones de los salarios más altos, subir las pensiones mínimas o «acabar con la brecha de género».

Finalmente, ha considerado necesaria una ley estatal de pandemias porque «una de las asignaturas pendientes es dar una vuelta al ordenamiento jurídico», de modo que «sea «más fácil y eficaz» abordar una posible pandemia». En todo caso, ha precisado que «también es verdad que nadie podía prever una pandemia de estas características». «Pero visto ya, habrá que ponerse manos a la obra», ha concluido.