sábado, 18 septiembre 2021 03:27

Aragón defiende la presencialidad gracias a las mascarillas y la vacunación

El consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci, ha defendido recuperar el cien por cien de presencialidad en todos los niveles y etapas educativas para el curso 2021-2022 tras haberse constatado la efectividad del uso de la mascarilla en los centros a partir de los 6 años, que se va a mantener en espacios cerrados y abiertos, salvo para la práctica deportiva y física, y después de que las clases vayan a comenzar con cerca del cien por cien de los alumnos de 12 años en adelante con la primera dosis recibida.

En rueda de prensa, ha estimado que éstas son las dos medidas más eficaces, a las que sigue la distancia interpersonal, que la normativa aragonesa no va a detallar que sea de 1,2 metros ya que si bien «casi la totalidad de los centros disponen en sus aulas de espacio para garantizarla»; «no hay que tensionar a los centros para que tengan que adoptar medidas excepcionales, cuando no es fundamental».

Según Faci, «hemos aprendido del curso pasado que hemos de adoptar medidas que sean flexibles y puedan revertirse en cualquier momento» de forma que si bien, en su mayoría, las aulas aragonesas «pueden organizarse para que se mantengan esa distancia», «si algún centro para algún curso o para algún grupo» no puede hacerlo, ha descartado obligarse a usar espacios como la biblioteca o la alternativa de la semipresencialidad, que luego es «difícil de revertir».

En este punto, ha recordado que el curso pasado costó cuatro meses pasar de la semipresencilidad a la presencialidad. «Ponderemos qué medidas adoptamos y cómo afectan a la organización» de los centros, para apostillar que es «imposible» garantizar en todo momento esa distancia, dada la interacción que hay en el ámbito educativo. «No somos robots», ha sentenciado.

El consejero ha subrayado, asimismo, que el caso de Infantil y Primaria se va a seguir funcionando con los grupos estables de convivencia, que han dado un buen resultado y en Infantil han permitido «una incidencia bajísima» de casos de coronavirus. También se mantiene la ventilación de las aulas.

Sobre la vacunación, Faci ha aportado el dato de que en el grupo de edad de los 12 a 19 años el 30 por ciento en esta comunidad autónoma tiene la pauta completa y el 65 la primera dosis, cifra esta última que será próxima al cien por cien «al inicio del curso».

En caso del profesorado y del resto del personal, el 94 por ciento ya lo está y si se tiene en cuenta a aquellas personas que no han de hacerlo por prescripción médica, se roza el cien por cien.

NORMALIDAD

Faci ha indicado que el curso pasado la incidencia del coronavirus apenas alcanzó el tres por ciento en las aulas aragonesas y por eso ha apostado por un escenario «de normalidad» para el curso 2021-2022, «con prudencia» y estando «alerta» de lo que pueda pasar en cada momento porque se desconoce qué evolución puede tener la pandemia.

Preguntado por la incidencia de la variante Delta en las aulas, ha dicho que al Gobierno «le preocupa todo, la salud de sus ciudadanos, de los docentes, del personal, de los alumnos y que se garantice el derecho a la educación».

«Veremos a ver cómo evoluciona ésta u otras variantes que puedan surgir, pero creemos que no debe tener una mayor afección de lo que hemos tenido hasta la fecha» y ha manifestado que los pediatras «dicen que los centros educativos son seguros».

Faci ha añadido que si hace un año se apostó por la máxima presencialidad, después de un curso con «mucho esfuerzo y trabajo, algo hemos aprendido y eso lo emplearemos para mejorar la actividad educativa» y «dar ese carácter de normalidad», con «responsabilidad» y manteniendo medias y vigilancia.

NOVEDADES

El consejero ha precisado que esa normalidad supone, además de la presencialidad, recuperar espacios que no se utilizaron el curso pasado, como talleres, salas polivalentes y multiusos, bibliotecas y gimnasios, estos dos últimos preferentemente por grupos estables.

El curso se va a regir por la orden enviada a los centros en junio. Además de lo dicho, contempla tutorías individualizadas y presenciales, con cita previa, y la escolarización combinada en el caso de los alumnos de educación especial, que consiste en que vayan unos días a un centro ordinario y otro a uno específico.

También se recuperará la actividad física y deportiva, sin mascarilla en exteriores y con mascarilla en interior y el uso de materiales, tanto deportivos, como de otro tipo. Habrá recreos sectorizados en Infantil, nivel en el que no se usa la mascarilla y se mantiene una movilidad ordenada para moverse por el interior de los centro, estableciéndose la posibilidad de entradas y salidas escalonadas en más grandes.

JORNADA

La jornada lectiva volverá a ser la que los centros tenían antes de la pandemia. Sobre la petición de algunos colectivos y familias de mantener la continua de 9.00 a 14.00 horas que se implantó de forma generalizada y excepcional el curso pasado en Aragón por la pandemia, Faci ha esgrimido que obedeció «a una situación concreta y ante un curso escolar que para nosotros era desconocido», mientras que para el 2021-2022 «no se dan las circunstancias» para mantenerla.

Además, ha señalado que en Aragón existe un proyecto de tiempos escolares, una herramienta a la que pueden acudir los centros si quieren organizar la jornada de forma diferente «con la mayor normalidad». «No hay ninguna otra fórmula para el cambio de jornada» y si la administración adoptara esa medida «habría otros tantos o más colectivos que dirían todo lo contrario», ha remarcado.

EXTRAESCOLARES Y MADRUGADORES

Otro cambio sobre el curso 2020-2021 es que desde el inicio de las clases estarán habilitados el comedor escolar, las actividades extraescolares y las aulas de madrugadores. El Departamento de Educación va a enviar la semana que vienen los protocolos de actuación a los centros en estos tres ámbitos.

La directora general de Planificación y Equidad del Departamento de Educación, Ana María Montagud, ha adelantado que en el caso del comedor se mantienen los grupos estables de convivencia, si bien podrán coincidir más de uno, debiendo mantener entre ellos la distancia de 1,5 metros.

En el caso de las extraescolares y los madrugadores, el protocolo será genérico por la diversidad de las actividades que se realizan, debiendo los responsables elaborar un protocolo específico, donde se deberán fijar los ratios y que se incorporará al plan de contingencia del centro.

No obstante, sí se pide para todas ellas que se prioricen las actividades al aire libre, controlar las entradas y salidas y disponer de un registro de asistentes, tanto de participantes, como de monitores y responsables.

PROTOCOLO ANTE CASOS

El consejero ha precisado que el protocolo de actuación frente a la aparición de casos se va a modificar, aunque todavía está en fase de borrador y se está trabajando entre el Gobierno central y las comunidades autónomas. Como ejemplo, ha comentado que una de las opciones que se contempla es que si un alumno está vacunado, no deba guardar cuarentena si se declara un brote.

Además, en Aragón habrá uno propio que se elaborará en colaboración con el Departamento de Sanidad, con cuya titular, Sira Repollés, ya ha abordado Faci esta cuestión, y se va a mantener la figura de los equipos COVID «que ha sido un elemento fundamental para la resolución de casos y de dudas e incidencias en los centros», quienes han atendido unas 20.000 consultas el curso pasado.