martes, 28 septiembre 2021 22:01

¿Cómo sentirse seguro al vender un inmueble?

Un gran paso en la vida de una persona es la venta de un inmueble. Requiere dejarse llevar por los mejores profesionales del sector que le ofrezcan no solo las mejores herramientas de comercialización, sino que además puedan ofrecerle el mejor asesoramiento jurídico.

Durante años, el sector inmobiliario ha tenido que enfrentar fuertes crisis que han afectado a su estabilidad y crecimiento, lo que le ha obligado a reinventarse y ofrecer a sus clientes mejores servicios de asesoría, promoción y seguridad legal. Hannan-Piper Real Estate ha comenzado a revolucionar el mercado inmobiliario de manera positiva, brindando a sus clientes un servicio personalizado y confiable con altos estándares de calidad, donde las garantías y seguridad legal se imponen. 

¿Por qué es importante el asesoramiento jurídico en una inmobiliaria?

La venta de un inmueble no se debe tomar a la ligera, pues como toda transacción legal no está exenta de problemas, cuyas repercusiones pueden durar años de litigios y altos costes para las partes. Por ello, es imperativo contar con los servicios expertos en la materia y no todas las inmobiliarias pueden ofrecer dicho servicio. La asesoría jurídica es un servicio imprescindible para cualquier transacción inmobiliaria, ya que se debe tener total conocimiento acerca de las leyes que regulan y afectan tanto a los bienes inmuebles como a las personas interesadas en hacer la transacción.

Hannan-Piper Real Estate se caracteriza por modernizar y priorizar la competitividad en su equipo de asesores profesionales, brindándole a sus clientes el respaldo necesario en el momento de vender una propiedad. Cuenta con un departamento jurídico formado por abogados especialistas en el área de derecho inmobiliario, dispuesto a brindar la ayuda necesaria en temas contractuales y transaccionales. 

Además, al ser una agencia seleccionada a nivel nacional por Arbitraje Notarial, Hannan-Piper Real Estate provee la máxima seguridad jurídica a la hora de vender una propiedad. Arbitraje Notarial es una solución en colaboración con la Fundación Notarial SIGNUM, dependiente del Colegio Notarial, y su finalidad es dar la máxima seguridad jurídica en las operaciones inmobiliarias. Así, desde el momento en el que se formaliza el contrato privado de compraventa con cláusula de arras entre las partes, las partes sometidas voluntariamente al arbitraje quedarán vinculadas y ante eventuales problemas previos a la formalización del contrato de compraventa, sería un árbitro, el cual es Notario en ejercicio y miembro del Colegio Notarial, quien resolvería mediante Laudo Arbitral, resolución con efectos de sentencia firme, y de forma expedita, contrario a lo que supondría acudir a resolver la misma controversia en la justicia ordinaria, cuya resolución vendría años después, tras haber pasado por un procedimiento largo y costoso. Por esto, sin coste alguno para ellos, los clientes de Hannan-Piper Real Estate tienen la tranquilidad de disponer de un medio eficaz para hacer cumplir el contrato de compraventa privado firmado. Todo ello con total seguridad y fiabilidad por cuanto el Notario que, en el sistema jurídico, tiene la función de controlador de la legalidad en las relaciones contractuales. 

«El momento más trascendental en la venta de un inmueble es la firma del contrato privado de compraventa con cláusula de arras, pues es el primer documento que va a vincular tanto al vendedor como al comprador, y donde estos plasmarán las condiciones de la compraventa que realizarán ante Notario. Por ello, a partir de ese momento, cualquier problema surgido a posterior, y si no se resolviese por acuerdo entre las partes, deberá ser un tercero el que lo resuelva. Comúnmente, ese tercero encargado de resolver esa situación es un juez, con los problemas que confronta recurrir a la justicia ordinaria para la resolución de problemas: altos costes de abogados y procuradores, y la lentitud de los procesos por el colapso en los centros judiciales. Por ello, con el sometimiento del contrato al Arbitraje Notarial, un Notario Árbitro resolverá el contrato en aproximadamente un mes. Por lo tanto, gracias a la rápida resolución del posible conflicto, las partes afrontan la compraventa en un entorno de máxima seguridad jurídica, lo que permite ‘garantizar’ que pase lo que pase durante el proceso de compra y venta de su vivienda, en caso de surgir alguna problemática, esta se resolverá de manera efectiva y eficaz, y no se verán arrojados a tener que litigar por años hasta que llegue una sentencia», explica Ingrid Xaubet, Vicepresidenta y Directora del Departamento Jurídico de Hannan-Piper Real Estate. 

La ética de Hannan-Piper Real Estate

Hannan-Piper Real Estate es una empresa de servicios inmobiliarios que, a través de su red de afiliados, cuenta con más de 150.000 asociados en 4.600 oficinas desplegadas en 70 países. Su compromiso es proveer un servicio personalizado, sensible, ético y con los más altos estándares de calidad; logrando así un alcance global que le permite vender su propiedad en el menor tiempo posible y al mejor valor de mercado.

«Hannan-Piper es una unión de visiones y paradigmas que nos inspiran todos los días a revolucionar positivamente el sector inmobiliario. William W. Hannan fue el primer presidente del National Association of Realtors (NAR) en 1908 y quien luchó para que se adoptara el primer código de ética para agentes inmobiliarios. Walter C. Piper, quien presidió la NAR en 1916, trabajó incansablemente para que educara y se licenciara por primera vez a los que se dedicaban al sector inmobiliario en aquella época, con el propósito de profesionalizar las prácticas y ofrecer un servicio ético y seguro. En resumidas cuentas, creemos firmemente en hacer las cosas bien y esto nos abre puertas para que cada día más personas confíen en nosotros para atender sus necesidades inmobiliarias», concluye Xaubet.

Además de invertir en recursos tecnológicos que permitan concretar las operaciones de venta más rápido y de forma efectiva, la inmobiliaria no escatima en la formación de su personal, por lo que los niveles de exigencia de su equipo son altos, garantizando el mejor y más fiable servicio del sector.