miércoles, 22 septiembre 2021 16:29

La eficacia de la vacuna disminuye en últimos meses pero sigue protegiendo contra la enfermedad

Las vacunas contra la COVID-19 siguen siendo eficaces, pero su potencia ha disminuido en los últimos meses, según un estudio realizado en Estados Unidos en ocho centros sanitarios.

Los científicos calcularon que la eficacia de la vacuna era del 80 por ciento en un gran grupo de trabajadores de primera línea totalmente vacunados entre diciembre de 2020 y agosto de 2021, en comparación con el 91 por ciento de los estudios anteriores.

Las estimaciones se basaron en las pruebas de PCR de COVID-19 y no midieron si hubo cambios en la eficacia para proteger contra la enfermedad grave, incluyendo la hospitalización y la muerte.

Los autores afirman que una de las razones del cambio podría ser la disminución de la inmunidad, es decir, la reducción de la fuerza de las defensas activadas por la vacuna contra el virus. La diferencia también puede reflejar el hecho de que las vacunas no son tan eficaces contra la variante Delta del virus SARS-CoV-2, altamente contagiosa, que desde junio de 2021 se ha convertido en la causa más común de COVID-19 en los Estados Unidos.

«Las vacunas siguen ayudando a salvar vidas y a evitar que la gente enferme, a pesar de que su rendimiento disminuye ligeramente a lo largo de muchos meses. Estos datos, combinados con otros, demuestran que las personas vacunadas tienen muchas menos probabilidades de contraer la COVID-19 y son mucho menos propensas a ser hospitalizadas», explica el doctor Matthew Thiese, profesor asociado del Centro de Salud Ocupacional y Ambiental de las Montañas Rocosas de la Universidad de Utah (Estados Unidos).

El estudio realizó un seguimiento de 4.136 miembros del personal sanitario, personal de primera intervención y trabajadores esenciales que no habían tenido previamente COVID-19. Los participantes en el estudio enviaron muestras para las pruebas de PCR semanalmente y 2.976 participantes fueron vacunados completamente dentro del periodo de estudio, recibiendo las vacunas de Pfizer-BioNtech (65 por ciento), Moderna (33 por ciento) o Johnson & Johnson (2 por ciento). Los resultados de las pruebas de estos grupos entre el 14 de diciembre de 2020 y el 14 de agosto de 2021 muestran que:

Entre los participantes del estudio no vacunados, se produjeron 194 infecciones en 181.357 días-persona (total combinado del número de días de pruebas para este grupo). Entre los participantes totalmente vacunados, se produjeron 34 infecciones en 454.832 días-persona.

Durante ese periodo de tiempo, las vacunas fueron eficaces en un 80 por ciento para todos los participantes en el estudio totalmente vacunados, pero los datos preliminares indican que la intensidad de las vacunas puede disminuir con el tiempo, con una eficacia menor después de cinco o más meses tras la vacunación completa.

Además, las vacunas parecían ser menos eficaces durante los últimos 43 días del periodo de estudio, cuando Delta se convirtió en la variante de virus predominante. Sin embargo, como el tamaño de las muestras era pequeño, estos resultados no fueron estadísticamente significativos. Estas tendencias se investigarán más a fondo en futuros estudios.