lunes, 27 septiembre 2021 22:05

Detectan hipoxia en algunos puntos del Mar Menor

Algunos puntos del Mar Menor se encuentran con hipoxia y su evolución dependerá de las condiciones climatológicas, así como de si se toman medidas para evitar la entrada de agua dulce por ramblas, especialmente la del Albujón. Preocupan, además, los «altos» niveles de clorofila que se han detectado al norte de la Isla del Barón, alrededor de los 3 metros de profundidad, que va ligado a un alto consumo de oxígeno y puede desembocar en procesos de anoxia.

Así lo ha manifestado el director del Imida, Víctor Serrano, que advierte que la evolución podría ser negativa si continúa la entrada de agua dulce, «algo que compete al Estado». La entrada de agua dulce «está facilitando la estratificación, es decir, que ese poco oxígeno que hay en el fondo no se mezcle y se cree una bolsa de anoxia y dé lugar a un problema de supervivencia de peces».

Aunque vaticina que tenemos un periodo «largo» de altas temperaturas y poco viento, el miércoles está previsto viento fuerte de Levante, que «mejoraría el estado general del ecosistema, que hasta ahora sigue dando muestras de su capacidad de autoregulación».

Por ello, considera que aunque la laguna tenga niveles bajos de oxígeno, «es estable por lo que estamos viendo» en virtud de los muestreos que realizan a diario en aguas del Mar Menor.

Este dispositivo especial de monitorización se puso en marcha a raíz del episodio de anoxia que se detectó hace dos semanas, con especial foco en la cubeta o zona sur, ya que es donde se detectó este problema, «para hacer un seguimiento de clorofila, oxígeno, turbidez y temperatura».

SERIE HISTÓRICA DEL MAR MENOR: VALORES NORMALES

La escala que manejan los técnicos del Imida indican que entre 4 y 2 miligramos de oxígeno por litro se considera hipoxia y entre 2 y 0 miligramos se habla ya de anoxia. Por encima de 4 son niveles normales y cuanto más altos, «mejor».

De la serie histórica que monitoriza a la laguna durante dos décadas se detectan «valores normales, 4 miligramos, en verano, por lo que son normales para la época del año». «Históricamente, el Mar Menor en verano ha tenido niveles de 4, que son normales», ha insistido.

Aunque la situación actual indica hipoxia en algunos puntos, recuerda que estos días de viento han hecho que «se mejoren los niveles de oxígeno, pero las altas temperaturas han provocado que empeore». Los niveles de oxígeno están «bajos», reconoce, pero no se ha evolucionado, de momento, a «un problema generalizado de anoxia».

En principio, comenta que las altas concentraciones de clorofila que se han detectado al norte de la Isla del Barón «en principio no tienen por qué derivar hacia un episodio nuevo de anoxia, pero depende siempre de otros factores que influyen en la concentración de oxígeno».

Los últimos datos, obtenidos este domingo, muestran que en esa zona en concreto, al norte de la Isla del Barón, están en anoxia, «a una profundidad inferior a los 5 metros, pero hay otros seis puntos con hipoxia; no es una anoxia generalizada».