viernes, 17 septiembre 2021 03:23

Irene Montero reclama corredores y vías de entrada «legales y seguras» para los refugiados de Afganistán

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha pedido establecer corredores y vías de entrada «legales y seguras» para todas las personas que están huyendo de Afganistán por sus propios medios. Esta petición la ha realizado después de que las misiones internacionales estén abandonando el país tras el ultimátum fijado por Estados Unidos el 31 de agosto para terminar la evacuación de forma definitiva.

En una entrevista en Radiocable, Montero ha señalado que el Gobierno debe repensar de manera «urgente» la política migratoria porque se va a encontrar «en las próximas semanas» con personas que no encuentren lugares seguros en los que ser recibidos y acogidos.

Montero ha señalado que se debe hacer especial énfasis para proteger a mujeres, niñas y a personas del colectivo LGTB, aunque ha hecho extensivo esto a personas afectadas por otros conflictos diferentes al de Afganistán y acoger también a quienes huyan de la pobreza y de conflictos medioambientales.

En un sentido más amplio, Montero ha llamado a replantear las relaciones internacionales de España para que sean «feministas» y «en busca de la paz» y que pongan en el centro los intereses de la vida humana por encima de intereses «económicos», «militares» y «geoestratégicos».

NINGUNA INTERVENCIÓN MILITAR HA PROTEGIDO DERECHOS FUNDAMENTALES

Así, ha indicado que lo sucedido en Afganistán demuestra que «ninguna intervención militar» en la historia reciente ha servido para resolver los problemas de derechos fundamentales, en especial de las mujeres y niñas y que, particularmente, las mujeres afganas llevan «décadas» sufriendo violaciones de los derechos fundamentales.

Montero ha insistido en que esta situación debe llevar a España a reflexionar sobre cómo se usan las herramientas internacionales de cooperación y las alianzas que permitan garantizar los derechos humanos.

ESPAÑA HA ACTUADO «DE BUENA MANERA»

Con todo, la ministra ha señalado que el Gobierno ha llevado a cabo «la primera fase de esta crisis» de «una buena manera» y que «no pasa nada por reconocerlo». De este modo ha destacado que la actuación de España ha sido elogiada por países europeos de nuestro entorno y también por Estados Unidos.

Montero ha indicado que España ha sido uno de los países que «más capacidad de reacción ha tenido», porque se trataba de una situación «difícil» e «imprevisible» en la que era necesario actuar de manera rápida, lo que ha permitido «salvar vidas». Sin embargo, ha afirmado sentir «rabia» por aquellos a los que no han podido ayudar todavía.