viernes, 24 septiembre 2021 22:55

Más de 7.000 descargas de rayos impactan en el litoral del Camp de Morvedre

Más de 7.000 descargas procedentes de rayos han impactado durante la pasada madrugada en el litoral de la comarca del Camp de Morvedre, donde la tromba de agua de lluvias torrenciales ha dejado registros de hasta 180 litros por metro cuadrado (l/m2) en las localidades valencianas de Sagunt y Canet d’en Berenguer.

Las precipitaciones torrenciales de madrugada se han localizado especialmente en la zona litoral del Camp de Morvedre, donde también han descargado aparato eléctrico. En concreto, entre las 02.00 y las 09.00 horas, se han registrado más de 7.000 descargas, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Así, el mapa de los rayos registrados esta madrugada hasta las 9.00 horas indica «claramente» que la convección se ha desarrollado principalmente en el mar, alimentada por la inestabilidad mediterránea, según ha informado Aemet.

En este sentido, ha detallado que cuando las tormentas que se disparan en el mar tocan tierra, en estas fechas «descargan con intensidad torrencial en áreas muy focalizadas de la costa», en el caso de hoy en el litoral del Camp de Morvedre.

La estimación de precipitación acumulada en 24 horas en base a datos radar recoge las dos zonas de lluvias torrenciales, la de la Plana Alta, entre Benicàssim y el Grau de Castelló, y el litoral del Camp de Morvedre, entre Canet d’en Berenguer y el puerto de Sagunt.

Aemet ha actualizado los avisos activos para este lunes y martes en la Comunitat Valenciana. En concreto, toda la provincia de Castellón se encuentra en aviso naranja por tormentas y posibles precipitaciones de hasta 40 l/m2 en una hora. Por su parte, el litoral e interior de la provincia de Valencia está en aviso amarillo por precipitaciones de hasta 20 l/m2.

La tromba de agua de lluvias torrenciales que ha dejado registros durante esta madrugada de hasta 180 litros por metro cuadrado (l/m2) en las localidades valencianas de Sagunt y Canet d’en Berenguer ha obligado a los bomberos a intervenir en numerosas ocasiones para realizar achiques de agua, rescatar vehículos y cortar calles inundadas, así como a interrumpir durante unas horas la circulación de trenes de Cercanías entre Puçol y Sagunt.